Soldados de Jesucristo

5 razones por las que a las personas no les gusta la predicación expositiva

1. No tienen apetito por ella.

Los no-cristianos típicamente tienen poco deseo de escuchar la Palabra autoritativa de Dios. Incluso los cristianos pueden tener apetitos espirituales débiles, como niños que sólo quieren comida chatarra, cuando la carne y los vegetales de la predicación expositiva nos hacen mucho más bien espiritual. Tal vez no nos gusta la predicación expositiva porque nunca hemos sido entrenados en comidas sólidas.

2. “Es demasiado autoritativa.”

La predicación expositiva dice, “Esto es lo que Dios dice. Esto es lo que significa para tu vida.” No nos gusta eso. Desde Adán y Eva, nosotros hemos querido esconder nuestro pecado y actuar como nuestros propios dioses. Nosotros hemos querido justificarnos a nosotros mismos aparte de Dios. La predicación expositiva prohíbe todo esto porque expone autoritativamente lo que Dios nos dice en Su Palabra, y, por tanto, expone los pensamientos y las intenciones de nuestros corazones (Heb. 4:12)

3. “Es irrelevante.”

A veces pensamos que un libro viejo no puede ser relevante para nuestras preocupaciones. Nosotros olvidamos que no hay nada nuevo bajo el sol (Ecl. 1), y que nuestros mayores problemas y sus soluciones han sido los mismos desde la Caída: somos pecadores que están de pie condenados frente a un Dios santo, pero Dios en su gracia ha provisto un camino para que nosotros seamos salvos, enviando a su Hijo al mundo a vivir y morir en nuestro lugar. Las cosas más importantes acerca de nosotros son las mismas en todas las épocas y en todos los lugares — y la predicación expositiva se dirigirá a todos esos asuntos porque de ellos se trata la Biblia.

4. “Es demasiado intelectual.”

Algunas personas se quejan de que la predicación expositiva es sólo para intelectuales. Mientras algunos predicadores pueden ser difíciles de entender por cualquiera, la predicación expositiva debería ser accesible porque es simplemente explicar y aplicar las Escrituras, las cuales pueden ser entendidas incluso por un niño (2 Tim. 3:15). Recuerda, muchos estudiosos dicen que el libro de Hebreos era un sermón. ¡Ese es un sermón un tanto demandante!

5. Ellos han escuchado mala predicación expositiva.

Hay malos predicadores expositivos, tal como hay malos predicadores tópicos o narrativos. Aun así, la predicación expositiva debería ser cualquier cosa excepto seca y aburrida. ¿Qué podría ser más fascinante que escuchar lo que Dios te dice y tenerlo aplicado específicamente a tu vida? La predicación expositiva debería ser personal, cautivadora y relevante para la vida. Si no lo es, no es verdaderamente expositiva.


Una publicación de 9Marks | Traducida con permiso por Josué Barrios.

Bobby Jamieson

Bobby Jamieson es un estudiante PhD de Nuevo Testamento en la Universidad de Cambridge. Anteriormente sirvió como editor asistente para 9Marks.

Bobby Jamieson

Bobby Jamieson es un estudiante PhD de Nuevo Testamento en la Universidad de Cambridge. Anteriormente sirvió como editor asistente para 9Marks.

X