Biografías para personas que nunca han leído una biografía

En las últimas semanas me he encontrado con varias personas que nunca han leído una biografía. Aunque no hay ninguna ley que ordene la lectura de biografías, hay muchas buenas razones para hacerlas una parte regular de una dieta de lectura. Hoy quiero ofrecer sólo algunas sugerencias y recomendaciones para las personas que se acercan a la biografía por primera vez, o por primera vez en mucho tiempo.

Tres consejos

Empezaré con algunas sugerencias para comenzar con la lectura de biografías.

Primero, recomendaría comenzar con una biografía que sea relativamente corta. Mientras que el set de tres volúmenes de William Manchester sobre Winston Churchill es brillante, también es más que un poco abrumador (¡el audiolibro tiene 131 horas de duración!). Probablemente sea mejor que empieces con algo más manejable.

Segundo, recomendaría comenzar con una biografía que sea generalmente positiva en su tono. Mientras que hay valor en leer sobre falsos maestros o incluso figuras engañosas —aquellos que pueden haber sido magníficamente publicitados como del Señor de una manera, pero viviendo en abierta rebeldía en otra— puede introducir un nivel de complejidad en la interpretación apropiada de una vida. Antes de leer sobre herejes, charlatanes, y aquellos que no son tan fácilmente categorizados, puede ser útil obtener una buena línea de base de personajes piadosos.

Tercero, comience con una figura bien conocida. Aunque no siempre es así, en general es cierto que la historia recuerda sobre todo las mejores y las peores figuras de cualquier época. Hay unas pocas personas en cada generación que sobresalen por encima de sus pares y representan un gran lugar para comenzar.

Diez recomendaciones

Aquí hay diez recomendaciones de biografías para las personas que recién están empezando. Trataré de mantenerlas enfocadas en las cristianas y mantenerlas con menos de 300 páginas. Antes de hacerlo, permíteme recomendar algunas series. History Makers [Los hacedores de historia] de la casa editorial Christian Focus Publications son biografías de figuras clave que tienden a estar alrededor de las 200 páginas. He leído muchas de ellas y todas han sido excelentes. La serie de Steve Lawson A Long Line of Godly Men [Una larga línea de hombres piadosos] está destinada a servir como introducción a figuras notables, tanto en sus vidas como en su impacto, por lo que tienden a incluir una visión general relativamente corta de la vida del sujeto seguida de discusiones temáticas sobre sus logros. La serie de John Piper The Swans Are Not Silent [Los cisnes no son silenciosos] contiene varias biografías cortas por volumen.

Y ahora, las biografías:

Amy Carmichael: Beauty For Ashes [Amy Carmichael: belleza por cenizas] por Iain Murray. Carmichael fue una misionera a la India quien recibe un enfoque breve pero sólido de Iain Murray. Me encanta el respeto que él le tiene, aunque ella representa una tradición teológica bastante diferente.

Spurgeon: A Biography [Spurgeon: una biografía] de Arnold Dallimore. Esta biografía es casi demasiado corta para contar una vida semejante, pero sirve como una gran introducción a Charles Spurgeon, el príncipe de los predicadores. (Próximos pasos: Living by Revealed Truth [Viviendo por la verdad revelada] de Tom Nettles o la autobiografía de Spurgeon).

Amazing Grace: William Wilberforce and the Heroic Campaign to End Slavery [Sublime gracia: William Wilberforce y la heroica campaña para acabar con la esclavitud] de Eric Metaxas. Traza la vida del político británico que dedicó su vida a revocar la esclavitud. (Si usted disfruta este, por favor siga con William Wilberforce de William Hague que, aunque es un poco más largo, es considerablemente mejor).

John & Betty Stam: Missionary Martyrs [John y Betty Stam: mártires misioneros] por Vance Christie. Los Stam fueron misioneros martirizados en China en la década de 1930. Sus muertes provocaron un gran resurgimiento del fervor misionero.

John Calvin: Pilgrim and Pastor [Juan Calvino: peregrino y pastor] por Robert Godfrey. No encontrarás nada mejor que esto como una breve introducción a Juan Calvino. Y ya sea que estés a favor o en contra del Calvinismo, no puedes negar el impacto de Calvino en la construcción del mundo moderno, así que es una figura que vale la pena conocer. (Siguiente paso: Calvin [Calvino] por Bruce Gordon).

George Whitefield: God’s Anointed Servant in the Great Revival of the Eighteenth Century [George Withefield: el siervo ungido de Dios en el Gran avivamiento del siglo XVIII] por Arnold Dallimore. Esta es una versión condensada del set de dos volúmenes de Dallimore. (Siguiente paso: George Whitefield: America’s Spiritual Founding Father [George Whitefield: el padre fundador espiritual de América] por Thomas Kidd).

A Short Life of Jonathan Edwards [Una corta biografía de Jonathan Edwards] por George Marsden. Esta es una biografía corta que encaja bien con el relato más amplio de Marsden sobre la vida de Edwards.

John MacArthur: Servant of the Word and Flock [John MacArthur: siervo de la Palabra y del Rebaño] por Iain Murray. No hay demasiadas biografías disponibles para las personas que todavía están vivas, pero ésta es una excepción. Murray se propuso escribir sólo una pequeña obra, pero continuó hasta que se convirtió en una obra completa.

The Road to Dawn: Josiah Henson and the Story That Sparked the Civil War [El camino al amanecer: Josiah Henson y la historia que provocó la Guerra Civil) por Jared Brock. Josiah Henson probablemente debería ser más conocido (ya que fue la inspiración para La cabaña del tío Tom de Harriet Beecher Stowe). Esta biografía presenta su vida y su impacto.

John G. Paton: Missionary to the Cannibals of the South Seas [John G. Paton: misionero a los caníbales de los mares del Sur) por Paul Schlehlein. Paton es una figura valiente que merece ser conocida, y esta biografía hace un gran trabajo al presentarlo.

Prometí diez, así que me detendré allí. Y aunque ninguna de ellas te parezca particularmente atractiva, considera buscar una biografía diferente y leerla. Sospecho que te alegrarás de haberlo hecho.