Soldados de Jesucristo

Orando para que vuelvan a casa

Tres oraciones por los hijos pródigos Una vez, yo fui esa hija pródiga: perdida, airada y luchando por hallar mi identidad. Endurecida por fuera, pero profundamente herida por dentro. El dolor a causa de mis...

Nunca lo suficientemente humilde

A veces oro para que Dios me haga humilde. Pero inevitablemente pronto me encuentro sintiéndome orgulloso al pedirle a Dios algo tan noble.

Organizando nuestras prioridades

Si salimos del orden establecido por Dios estaremos en grandes problemas. Necesitamos organizar nuestra vida. Pero, ¿cómo lo hacemos?

Categoría - Vida cristiana

X