¿Dar gracias en cualquier circunstancia?

Dar gracias en toda circunstancia

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:18

En un artículo anterior, describí el renegar como algo característico del infierno y la gratitud como algo característico del cielo. Pero mientras muchos de nosotros preparamos la celebración del día de acción de gracias tomemos tiempo para hablar sobre la gratitud.

Siendo más específico, hablemos de ¿cómo es posible obedecer al mandato de 1 Tesalonicenses 5:18 y “dar gracias en todo”, especialmente si nuestras circunstancias son horribles. ¿Cuál es el combustible que alimenta nuestra acción de gracias aun cuando la vida parece ser de desánimo, decepción, enfermedad, desastre y muerte una y otra vez?

Solo hay un camino, Jesús es el camino (Jn. 14:6) y a la vez también nos muestra el camino.

Eujaristéo: Agradecimiento a pesar de…

El mejor lugar donde Jesús nos está mostrando el camino es en el aposento alto, donde Él “habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado: haced esto en memoria de mí” (Luc. 22:19).

La verdadera historia de acción de gracias

La palabra griega para “gracias” en este versículo es eujaristéo. Y en mi opinión la persona que mejor explica esta palabra es Ann Voskamp:

La raíz de la palabra eujaristéo es járis, que significa “gracia”. Jesús tomó el pan y lo vio como gracia y dio gracias. Él tomó el pan, sabiendo que era un regalo y dio gracias. Eujaristéo, acción de gracias, envuelve la palabra griega para gracia, járis. Pero también contiene su derivativo, la palabra griega jará, que significa “gozo.” Járis. Gracia. Eujaristéo. Acción de gracias. Jará. Gozo.(Eujaristéo Conversation- Conversación sobre eujaristéo)

Ahora, pensemos por un momento sobre lo que el eujaristéo de Jesús significaba.

Gracias Padre, porque mi cuerpo, simbolizado por este pan, está a punto de ser brutalmente destruido y que yo estoy a punto (momentáneamente) de ser condenado por tu ira (Isa. 53:10), a fin de que Tú recibas suprema gloria al ser capaz de perdonar a pecadores indignos (Fil. 2:11) y yo pueda compartir del gozo eternal (Jn. 5:11; Sal. 16:11) con millones de pecadores perdonados que han sido justificados a través de mi sacrificio (Isa. 53:11).

El agradecimiento de Jesús no estaba basado en sus circunstancias presentes. Él estaba a punto de sufrir el peor de los castigos. Se sintió agradecido con el Padre por la gracia y gloria que vendría a través de la cruz y eso le daba gozo. Eujaristéo.

Motivo de acción de gracias

El gozo futuro es lo que motiva tu constante agradecimiento

El eujaristéo de Jesús estaba motivado por su creencia en la gracia futura. Es eso a lo que se refería el autor de Hebreos cuando escribió que,

Jesús, el autor y consumador de la fe … por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:2

Los ojos de Jesús estaban puestos en el gozo futuro. Él soportó la cruz no enfocándose en lo que estaba sucediendo, sino en la promesa de gozo que resultaría a través de ese sacrificio.

Es allí donde Dios quiere que esté puesta tú mirada: en el gozo futuro que Él ha prometido para ti.

¿Qué es lo que esperamos del futuro?

¿Cuál es tú gozo futuro? Es lo mejor que pudiéramos imaginarnos, claro si creemos en Él.

  • Tendrás el regalo gratuito del completo perdón de todos tus pecados por la eternidad (Rom. 6:23).
  • Nunca tendrás que ganar tu justificación a través del cumplimiento de la ley (Gál. 2:16).
  • Todas tus necesidades reales serán provistas mientras estés en la tierra (Fil. 4:19).
  • Recibirás la gracia que necesitas para que puedas abundar en toda buena obra que Dios tiene para ti (2 Cor. 9:8).
  • Dios terminará la buena obra que inició en ti (Fil. 1:6).
  • Serás levantado de los muertos y nunca jamás morirás de nuevo (1 Cor. 15:52-53).
  • Lo que significa que en algún día cercano verás a Jesús, estarás con Él (2 Cor. 5:8), y serás como Él (1 Jn. 3:2).
  • En ese día conocerás por primera vez el gozo sin ninguna contaminación (Sal. 16:11).
  • Serás libre completamente de toda corrupción (Rom. 8:21).
  • Tendrás a Dios para siempre (1 Ped. 3:18) como tu gozo eterno (Sal. 43:4).

Y ¡esto es solo una pequeña muestra! El gozo que se presenta frente a ti es el mismo gozo que Jesús puso delante de Él, porque tú eres un heredero del reino con Él (Rom. 8:17).

Veamos al gozo que ha sido puesto frente a nosotros

Por ahora tienes problemas. Eso está bien, Jesús dijo que eso pasaría (Jn. 16:33). Y Jesús realmente nos entiende (Heb. 4:15).

De hecho, los problemas y tribulaciones que pasamos tienen un propósito: a través de ellos mostramos al mundo la realidad de Jesús de una manera única. El reino de Dios es mostrado de manera más clara cuando los cristianos sufren las presentes tribulaciones de manera agradecida, porque han visto el peso futuro de la gloria venidera y eso convierte las tribulaciones en “leves y pasajeras” al compararlas (2 Cor. 4:17).

Entonces, ¿cómo podemos dar gracias en todas las circunstancias? Solo hay una manera: la manera de Jesús. Miremos el gozo puesto frente a nosotros. ¡Busquemos ese gozo! Si el gozo futuro que Jesús promete es real y creemos en Él, no hay circunstancia que pueda robarnos nuestras acciones de gracias.

Espero todas tus celebraciones de acción de gracias estén rodeadas del Eujaristéo.