Soldados de Jesucristo

Defendamos la fe: Entrevista a Héctor Rico

En mundo lleno de relativismo, falsas doctrinas y oposición a la Palabra de Dios, es crucial que los cristianos sepamos defender nuestra fe.

HectorRicoPor eso hoy tengo la oportunidad de compartir contigo esta entrevista a Héctor Rico, a propósito de la conferencia Coram Deo 2016. Rico es pastor asociado en la Iglesia Centro Internacional de Alabanza y director del ministerio Jóvenes al Servicio del Señor, en El Salvador.

A continuación la conversación.

JB: Para empezar, si tuvieras que explicarle a alguien qué es la apologética cristiana y por qué importa, ¿qué le dirías?

HR: Primero, antes de tratar de explicar con mis palabras, citaría las Escrituras. El libro de Hechos presenta a los apóstoles debatiendo y haciendo defensa de la fe. En el capítulo 19, versos 8-10, vemos a Pablo en esta tarea:

“Entró Pablo en la sinagoga, y por tres meses continuó hablando denodadamente, discutiendo y persuadiéndoles acerca del reino de Dios. Pero cuando algunos se endurecieron y se volvieron desobedientes hablando mal del Camino ante la multitud, Pablo se apartó de ellos llevándose a los discípulos, y discutía diariamente en la escuela de Tirano. Esto continuó por dos años, de manera que todos los que vivían en Asia oyeron la palabra del Señor, tanto judíos como griegos”.

Luego de mostrar ese texto, le diría —a la persona que me escucha— que hoy, al igual que en la época de Pablo, existe un ataque serio contra la Palabra de Dios y la iglesia. Es un ataque intelectual, filosófico, que mezcla lo moral, la tolerancia y la religión.

Ante esa situación, la apologética cristiana nos enseña a presentar una defensa de lo que creemos.

El cristiano no puede ni debe ser pasivo en esta era que vivimos. Debemos prepararnos para presentar el mensaje del evangelio contra las críticas y la distorsión de nuestra fe, y además ser capaces de brindar evidencias para avalar nuestra creencia en Jesucristo.

Necesitamos aprender apologética…

  1. Para poder confirmar la fe de los creyentes al proporcionar un fundamento racional e intelectual de la fe, aclarar sus dudas y hacerles saber que el cristianismo se basa en hechos demostrables y reales.
  1. Para poder presentar cada verdad de las Escrituras de forma racional y significativa, permitiendo abrir el camino para poder proclamar a Cristo como el único Dios verdadero y el centro de todo. En otras palabras, necesitamos aprender buena apologética para hacer un buen evangelismo.

JB: ¿Cuáles consideras que son los mayores obstáculos que los cristianos tienen al proclamar el evangelio en una cultura relativista?

HR: Unos de los principales obstáculos es el relativismo individualista según el cual no tiene sentido procurar persuadir a otro de que está equivocado, porque eso sería una intolerancia en su máxima expresión. En este relativismo, cada quien ha formado su propio “evangelio”, su propio “dios”, su propio “cristo”, muy alejado al de la Biblia para justificar su propio pecado.

JB: En apologética cristiana se habla mucho sobre cosmovisiones, pero no todas las personas saben lo que eso significa. ¿Podrías explicar brevemente qué es una cosmovisión y por qué este término es importante?

HR: La palabra cosmovisión habla de una forma de ver al mundo. Este tema es importante porque tenemos el peligro de pensar en una cosmovisión cristiana en términos que no son bíblicos.

Como jóvenes ministros, nos sentimos desafiados a enfrentar la posmodernidad con nuevos pensamientos, argumentos, criterios, teología especulativa, de “predicadores famosos”. Pero esto es un problema.

Nuestro pensamiento cristiano se ha encerrado demasiado en formulaciones, textos, documentos, libros. Es cierto que nuestro pensamiento incluye la mente, la razón, el intelecto –se trata de una nueva forma de pensar, una renovación del entendimiento. Pero nuestro punto de partida debe ser Cristo. Y si hablamos de “conocer a Cristo”, hablamos de un conocer que no se deja encajonar tan fácilmente en conceptos y términos teológicos o filosóficos, argumentos, conceptos y criterios humanistas.

Hay un catecismo protestante del siglo XVII, el abreviado de Westminster, en donde existe una pregunta que no solo confronta, sino que nos lleva a meditar: “¿Cuál es tu meta principal en la vida y en la muerte?” Y la respuesta que da el catecismo es: Glorificar a Dios y disfrutarlo para siempre.

Allí está el centro de cualquier cosmovisión cristiana: vivir nuestra vida para gloria de Dios y regocijarnos en Él, conocerlo a Él íntimamente, disfrutarlo para siempre. Acá está el hedonismo cristiano correcto: encontrar todo nuestro gozo, placer, satisfacción, suficiencia, complacencia en esa relación personal, íntima con Él.

Lo que nos hace cristianos es nuestra relación con Cristo. La meta en la vida cristiana es glorificar a Cristo y regocijarnos en Él, como dice 1 Corintios 10:31. “Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”.

Esto significa que una cosmovisión cristiana es mirar toda la vida y la realidad en su relación con Cristo. El rey Salomón lo resumió de la siguiente manera: “Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto concierne a toda persona” (Eclesiastés 12:13).

JB: ¿Cuáles consejos breves compartes a los creyentes que quieren aprender sobre apologética y cosmovisiones?

HR: Primero, que cultiven una íntima relación con Dios por medio de la oración; que anhelen conocerle cada día de su vida. Segundo, que estudien formalmente las Santas Escrituras en un seminario serio.

JB: Por último, ¿qué es la conferencia Coram Deo 2016?

HR: Es una conferencia con el propósito de que jóvenes creyentes y personas involucradas en el ministerio juvenil, puedan ser capacitados con un conocimiento más claro de las Escrituras.

Al ver ciertos ministerios de jóvenes actuales, surge la pregunta: ¿cuál es el propósito de hacer “ministerio de jóvenes”?  ¿Será que es entretener, hacer shows, eventos para atraer a los jóvenes y vengan a la iglesia?

Para atraer a las personas, muchos ministerios han dejado la Palabra de Dios. La han ignorado, y en otros casos tergiversado, especulando acerca de los textos y presentando a otro Cristo; otro evangelio que no es el bíblico.

Es urgente regresar a las Santas Escrituras, y es por eso que se realiza el Congreso Coram Deo. El tema de este año es: Defensores de nuestra fe. Toda la información sobre el evento está disponible en el sitio web. Esperamos que muchos jóvenes y pastores seamos edificados allí.

JB: ¡Muchas gracias por la entrevista! Estoy seguro que esta conferencia será de mucha bendición para la Iglesia en El Salvador y en toda Latinoamérica.

Josué Barrios

Blogger apasionado con la predicación del evangelio y el hacer discípulos. Escribe en josuebarrios.com. Autor de Cristiano Generación Facebook. Vive en Mérida, Venezuela, junto a su esposa Arianny. Miembro en la Iglesia Bautista Palabra Viva, donde sirve en la enseñanza. Editor Asociado en Soldados de Jesucristo.