Soldados de Jesucristo

El Diluvio, el Arca, y la Gloria de Dios | Parte 2

Esta es la segunda parte de una serie de 3, sobre el Diluvio en los días de Noé. En la parte 1, vimos primeramente la importancia (muchas veces ignorada) del Diluvio y el Arca. Vimos algunas características del relato del Diluvio, y hoy continuamos con ellas según Génesis.

Características del Diluvio

Y las aguas aumentaron más y más sobre la tierra, y fueron cubiertos todos los altos montes que hay debajo de todos los cielos. Quince codos por encima subieron las aguas después que los montes habían sido cubiertos. Génesis 7:19-20

El Diluvio no fue una inundación local, sino que cubrió todo el planeta.  Ya que “todos los montes altos” que están por debajo de “todos los cielos” fueron cubiertos, sería una indiscreción textual imponer una interpretación que contradice estas características. De hecho, en base a la repetición de los detalles, el género textual de Génesis, el contexto de todo el relato (el Arca, el alcance del Diluvio y como los autores de Nuevo Testamento (NT) hacen referencia el evento), cualquier otra interpretación sería cuestionar seriamente a la perspicuidad de las Escrituras.

Sin embargo, algunos autores cristianos intentan deducir que el relato del Diluvio es exagerado, y que fue solamente una inundación que afecto al valle de Mesopotamia. Tengamos en claro que el texto Bíblico no se presta para tales sospechas. Consideremos algunas de las características del Diluvio para ver si el contexto, propósito y el texto directo, nos permite dudar de su universalidad.

El propósito del Diluvio 

Y el Señor dijo: Borraré de la faz de la tierra al hombre que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo, porque me pesa haberlos hecho…  Entonces Dios dijo a Noé: He decidido poner fin a toda carne, porque la tierra está llena de violencia por causa de ellos; y he aquí, voy a destruirlos juntamente con la tierra.  Génesis 6:7,13

El propósito del Diluvio fue destruir toda vida terrenal, aves del cielo e incluso la misma tierra.  Aunque no existieran animales ni aves fuera de este pequeño valle Mesopotamia (y no pretendo creer que algunos creen eso), los animales y aves pudieron en dicho caso, salir del valle durante la “inundación.”  Solamente un Diluvio global/universal puede lograr este fin.

El propósito del Arca

Entonces el Señor dijo a Noé: Entra en el Arca tú y todos los de tu casa; porque he visto que sólo tú eres justo delante de mí en esta generación. De todo animal limpio tomarás contigo siete parejas, el macho y su hembra; y de todo animal que no es limpio, dos, el macho y su hembra; también de las aves del cielo, siete parejas, macho y hembra, para conservar viva la especie sobre la faz de toda la tierra. Génesis 7:1-3

El propósito del Arca fue, primero que nada, proteger la promesa de Dios en Génesis 3:15 sobre la simiente venidera de Eva, (que al observar las genealogías, obviamente pasa por Noé) y también conservar viva la especie (lit. simiente) de animales y aves.  Si fuera una inundación local, ¿Por qué Dios no le dijo a Noé que se mudara, como lo hizo con tantas otras personas en el Antiguo y Nuevo Testamento cuando Dios juzgó a otros pueblos? El Arca no tiene otro significado, según el texto (Gen 7:3), fuera de un Diluvio global/universal.

Características del Arca

Hazte un Arca de madera de ciprés; harás el Arca con compartimientos, y la calafatearás por dentro y por fuera con brea.Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del Arca, de cincuenta codos su anchura y de treinta codos su altura. Génesis 6:14-15

Aunque es difícil saber precisamente la longitud de un codo para los días de Noé, tampoco es un gran misterio.1  Para imaginar el tamaño, podemos hacer unas comparaciones y hacerlo entendible en nuestro contexto. Tenía la capacidad de 522 vagones de ferrocarril y la longitud de un campo y medio de fútbol.  Ésta descripción desafía a los dibujos infantiles en nuestras mentes, y nos presenta una muestra de la historicidad del evento al ver no solamente la grandeza de la nave, sino que las medidas concuerdan con las dimensiones necesarias para soportar las olas y otros desafíos del mar.

Características zoológicas 

Y de todo ser viviente, de toda carne, meterás dos de cada especie en el Arca, para preservarles la vida contigo; macho y hembra serán. 2

Aun con la consideración de la grandeza del Arca y las dimensiones para soportar las condiciones del mar, permanece la duda de que si fue suficientemente grande para todos los animales.  Pensemos: al menos dos de cada especie3 en el Arca. ¿Cuántos animales en total serían?

Actualmente hay registradas alrededor de 2.2 millones de especies de animales en nuestro planeta, sin embargo, es estimado que hay un total de alrededor de 9 millones.  Eso sería un mínimo de 18 millones de animales en una nave, y todos bajo el cuidado de solo 8 personas.  Esto nos presenta un problema que por lo que parece es irreconciliable.4 No obstante, si vemos esta descripción a través de una lupa histórica, lingüística y zoológica, se nos ofrecerá una ayuda inmedible.

Primeramente, dentro de estas 9 millones de especies se incluyen dos enormes categorías: invertebrados y vida marina, las cuales no tuvieron necesidad de estar en el Arca.  Por lo que parece en el texto de Génesis 7, los animales en el Arca no incluían a los insectos (invertebrados) porque no tienen el “aliento de vida en sus narices”, puesto que no tienen narices y no respiran como los animales; los insectos no necesitan un Arca debido a su tamaño tan pequeño y pueden sobrevivir en lo que queda flotando; de hecho, las catástrofes suelen dejar muchos escombros en la superficie de las aguas. Y por obvias razones, la vida marina no necesitaba de un Arca para sobrevivir.


Escombros flotantes de la erupción del Monte Santa Elena, Washington, EEUU. 1980

Sin tomar en cuenta los insectos y la vida marina, nos quedan actualmente un poco más que 30.000 especies de reptiles, aves, anfibios, y mamíferos sobre el planeta tierra.  ¡Eso sería un mínimo de 60.000 animales aun!  Sin embargo, tenemos que tomar en cuenta que Génesis no fue escrito en castellano, sino en hebreo. Incluso, el texto no pasó directamente del hebreo al castellano sin pasar primero por algunas influencias.

La palabra hebrea para “especie” en Génesis 6, también es la misma palabra traducida en Génesis 1 como “especie”, “género” y “naturaleza”. Esta palabra es min y si vemos los lenguajes no latinos como inglés, la mayoría suelen traducir min como “tipo” o “naturaleza” sin embargo, en los lenguajes latinos (por ejemplo castellano, italiano, etc.) se puede ver la influencia de la Vulgata Latina (VL) de Jerónimo.  En la VL, existe una ambigüedad entre género y especie, aunque no existe en la taxonomía actual, sino que son dos categorías distintas.

La palabra min es mejor traducida al nivel de Familia en la taxonomía actual, y por ende, sólo habría necesidad de alrededor de 7.000 animales en total dentro del Arca.  Estos animales representativos después bajaron del Arca, y al reproducirse sobre la faz de la tierra, produjeron las distintas especies dentro de su misma familia. Este proceso demuestra una pérdida de variabilidad genética, en vez de un aumento de ella como lo argumenta  la fallida teoría de Darwin a través de millones de años.

(Para más información, lee el siguiente artículo escrito por Nathaniel Jeanson, PhD biología celular y de desarrollo, Harvard: https://answersingenesis.org/es/ciencia/cuáles-animales-estuvieron-en-el-Arca-con-noé/)

 

[1] https://answersingenesis.org/noahs-ark/how-long-was-the-original-cubit/
[2] Y por supuesto, 7 de algunos o 7 pares de de los limpios y aves de que algunos después serían sacrificados (Génesis 7:2-3; 8:20)
[3] Ibid
[4] Por supuesto Dios es todopoderoso y puede sostener a millones de animales en el Arca si así lo quiere, sin embargo, esa no es la descripción dada en el libro de Génesis.

Joe Owen

Director y Expositor Principal de “Respuestas en Génesis” para América Latina. Joe ha enseñado muchas partes de Latinoamérica. Estudia en la Universidad de Luther Rice y se especializa en cosmovisiones y apologética. Es co-autor del libro Una Sola Raza, Una Sola Sangre con Ken Ham.

Joe Owen

Director y Expositor Principal de “Respuestas en Génesis” para América Latina. Joe ha enseñado muchas partes de Latinoamérica. Estudia en la Universidad de Luther Rice y se especializa en cosmovisiones y apologética. Es co-autor del libro Una Sola Raza, Una Sola Sangre con Ken Ham.

X