Soldados de Jesucristo

Edificados en tiempos de ansiedad

¿Cuándo fue la última vez que viste cara a cara la ansiedad? ¿Quizá unos meses atrás? ¿quizá hoy día estas teniendo ansiedad? La pregunta no es si hemos experimentado o experimentaremos ansiedad, la pregunta es: ¿Qué hacemos cuando viene la ansiedad a nuestra vida?

Pero, ¿qué significa ansiedad? De acuerdo a Gary Collins; “En tiempos de ansiedad el cuerpo aparenta estar alerta, listo para escapar o pelear. El corazón late velozmente, la presión de la sangre y la tensión muscular se incrementan, cambios neurológicos y químicos cambian dentro de uno mismo, y la persona puede sentirse apunto de desmayar, nervioso, y no puede relajarse o dormir”.

Al ver esta definición podemos notar que cuando estamos ansiosos somos controlados por su poder destructivo. La ansiedad hace que muchas bendiciones como el trabajo, una persona, un carro, las finanzas, nuestra familia, relaciones con amigos o hermanos, se vean como nuestros enemigos. La ansiedad nos limita y no nos lleva a nuestro buen Dios quien nos sostiene en Cristo, y por su Espíritu.

Así que el problema con la ansiedad es que nos ciega y no podemos ver nuestra vida y circunstancias siendo controladas y dirigidas por nuestro soberano y buen Dios. Cuando estamos bajo la ansiedad queremos tomar nuestras propias decisiones, queremos ser nuestro propio salvador y nuestro propio refugio.

Pero desde el punto espiritual la ansiedad es un problema del corazón. El pastor John Piper dice que la ansiedad; “Es una condición del corazón que despierta otros estados pecaminosos de la mente. La raíz que causa la ansiedad es la falta de confianza en todo lo que Dios ha prometido ser para nosotros en Jesucristo. El problema verdadero detrás de la ansiedad es la incredulidad en las promesas de Dios y en su gracia”.

Así que la raíz principal de la ansiedad no es nuestra pareja, los hijos, el tráfico, las finanzas, sino que el problema es nuestra falta de fe en que Dios es Dios, que Él está con su iglesia y no contra ella por la obra de su Hijo. El problema está en nuestro corazón y la lucha es una pelea a creer y tener fe en que Dios ha prometido estar con su iglesia, dirigiendo las vidas de sus hijos para su gloria, y el bien y gozo de su pueblo.

Entonces ¿cuál es la solución a nuestro estado de ansiedad? Quisiera que miremos cómo el Salmo 127:1–2 nos muestra la diferencia de una vida controlada por Dios y una vida controlada por nosotros mismos.

Salmo 127:1-2 “Si el Señor no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vela la guardia. Es en vano que os levantéis de madrugada, que os acostéis tarde, que comáis el pan de afanosa labor, pues Él da a su amado aun mientras duerme”.

Cuando Dios es Quien Sostiene Nuestra Vida

En el primer versículo vemos la idea que si Dios no construye la casa, entonces en vano trabajan los que la edifican; si el Señor no guarda la ciudad, entonces en vano vela la guardia. Lo que Salomón quiere decir es que aunque tú quieras construir tu propia vida si Dios no esta construyendo y sosteniendo tu vida, en vano o de nada sirve todo lo que haces.

Dios es quien edifica y quien guarda tu vida en todo tiempo aún en medio de aflicción y circunstancias difíciles, Él nos está edificando y guardando porque Dios usa medios para darnos lo mejor, es decir, para darse a sí mismo a nosotros y formar en nosotros a su Hijo Jesús (Ro. 8:29).

La idea más clara la vemos en Mateo 7:24. El Señor Jesús dijo estas palabras en el contexto de la obediencia y del fruto de un verdadero creyente. Así que podemos decir que para construir la casa es necesario que esté fundamentada en obediencia a lo que Dios desea, y porque estamos en Jesús y su Espíritu reside en nosotros entonces daremos fruto. La razón por la que daremos fruto en medio de la ansiedad es porque Él es quien ha construido/creado nuestra vida para obedecerle por medio de su gracia.

No importa cuánto tiempo pases construyendo tu propia edificación, tu propia obra de arte, si no está bajo la dirección y voluntad de Dios en vano haces todo. Lo mejor que Dios puede hacer es usar la ansiedad como un medio para que tú y yo crezcamos en amor para con Él y confiemos que nos está sosteniendo con su amor y gracia en Cristo, y por su Espíritu.

Cuando Somos Nosotros Quienes nos sostenemos

Hay tres indicativos de lo que una vida de ansiedad hace:

1. Se levanta de madrugada
2. Se acuesta tarde
3. Come el pan de ansiedad

No quiere decir que levantarse temprano o acostarse tarde está mal. Lo que sí está mal es nuestra motivación de querer controlar, buscar nuestra propia manera de solucionar un problema, despertarnos ansiosos, o no poder dormir.

Una vida de ansiedad es nutrida por una alimentación de ansiedad, así que la solución se encuentra en Dios y en sus promesas. Esto es exactamente lo que vemos al final del v.2 “Pues Él da a su amado aun mientras duerme”.

Qué bendición saber que nuestro Dios controla nuestra vida, que aun cuando nosotros descansamos estamos confiando en que Él cuida, sostiene, provee, dirige y gobierna nuestra vida. Así que descansemos en sus promesas.

En medio de la ansiedad predícate a ti mismo las promesas de Dios que han sido compradas por Cristo y aplicadas a ti por medio de su Espíritu Santo. Te recomiendo las siguientes promesas para que descanses en nuestro soberano y buen Dios: Salmo 37:3-6; Isaías 26:3-4; Filipenses 4:3-7; 1 Pedro 5:6-7.

Michel Galeano

Michel Galeano es originario de Colombia, enamorado de su esposa Gaby y padre de Priscilla. Obtuvo su licenciatura de Ministerio Cristiano y Pastoral del seminario teológico Bautista de New Orleans y una Maestría en Divinidad en el seminario de Bethlehem en Minneapolis, MN. Esta plantando una iglesia en el Sur de la Florida. Puedes seguirlo en @MichelGaleano

Michel Galeano

Michel Galeano es originario de Colombia, enamorado de su esposa Gaby y padre de Priscilla. Obtuvo su licenciatura de Ministerio Cristiano y Pastoral del seminario teológico Bautista de New Orleans y una Maestría en Divinidad en el seminario de Bethlehem en Minneapolis, MN. Esta plantando una iglesia en el Sur de la Florida. Puedes seguirlo en @MichelGaleano

X