El privilegio de la esposa del pastor

Cossway, una casa editorial reconocida en Estados Unidos, anunció que estaban considerando el mes de marzo como el “mes de la apreciación a la esposa de pastor”. Para conmemorar el mes ellos ofrecieron una serie artículos y entrevistas en video con esposas de pastores muy conocidos, y muchos de estos artículos han sido muy útiles. Puedes encontrar la lista de textos en inglés aquí.

La mayor parte de los artículos se han centrado en las luchas que puede tener la esposa de pastor: el dolor, las expectativas, la dificultad para hacer amigos, y así sucesivamente. Dado que estoy casado con la esposa de un pastor, puedo dar fe de que estos son problemas reales. Pero Aileen y yo unimos nuestras cabezas y nos gustaría ofrecer un artículo que mira a la esposa del pastor desde un ángulo diferente: sus privilegios. Y es que a pesar de las dificultades, la esposa del pastor experimenta algunos privilegios únicos. Hemos escrito este pequeño artículo con la esposa del pastor en mente, con la esperanza de que la animará.

(Nota: Siempre es peligroso hablar de manera muy amplia, pero para los propósitos de este artículo asumiremos que este pastor y su esposa asisten a una buena iglesia que toma en serio las calificaciones bíblicas para el pastorado).

Estos son 6 privilegios de la esposa del pastor.

Está casada con un hombre de Dios

Si este pastor y su esposa asisten a una iglesia que ama la Biblia y que honra los requisitos de un pastor, entonces la esposa del pastor está necesariamente casada con un hombre de Dios. De hecho, está casada con un hombre que es un ejemplo. Esto no quiere decir que su marido sea perfecto, por supuesto, pero sí le da el privilegio de estar casada con un hombre que se puede poner delante de la congregación como alguien que vive una vida intachable (1 Timoteo 3: 2). Con tan pocos hombres llamados y capacitados para el oficio, ella goza de un privilegio poco común pero destacable.

Ella es una mujer piadosa

No existe un oficio bíblico de «esposa de pastor», y tampoco una lista específica de los requisitos de la esposa de un pastor. Sin embargo, está claro que el hombre no puede estar calificado para el oficio con independencia de su esposa. A menos que ella esté dispuesta y a menos que ella sea piadosa, él simplemente no puede ser pastor. Y así, la confirmación de la iglesia de un hombre para el cargo de pastor es una confirmación de la piedad de su esposa y su madurez espiritual. Ella tiene el privilegio de contar con que la iglesia esté de acuerdo en que ella es piadosa y madura, y solo va a ayudar, no a obstaculizar, el trabajo de su marido.

Ella tiene un buen matrimonio

La esposa del pastor no solo está casada con un buen hombre; ella también disfruta de un buen matrimonio. La vida de él es digna de imitar, y también lo es su matrimonio. Después de todo, la Biblia dice que un anciano debe ser «marido de una sola mujer» (1 Timoteo 3:2) y que «debe manejar bien su casa» (1 Timoteo 3:4). Estas calificaciones, cuando se llevan a cabo, muestran a un hombre que ama y estima a su esposa, y que la lidera como Cristo a la iglesia. Su matrimonio con su esposa da testimonio a la iglesia de que él es capaz de liderar y amar a su congregación.

Su marido instruye a sus hijos

Un anciano debe ser un hombre que enseña a sus hijos a ser sumisos (1 Timoteo 3: 4) y cuyos hijos no estén expuestos a la acusación de libertinaje o insubordinación (Tito 1: 6). Esto muestra a un padre que está involucrado en el cuidado y la alimentación espiritual de sus hijos. La esposa del pastor desempeñará un papel fundamental, por supuesto. Pero este requisito indica que el padre tiene un interés activo en sus hijos y los cría en la disciplina y amonestación del Señor. Ella goza del privilegio de un marido que ama e instruye a sus hijos.

Ella es admirada

Ser pastor es vivir de manera irreprochable y vivir de una manera digna de imitar, ya que él sirve como un modelo de santidad. ¿Quieres saber lo que significa vivir la vida cristiana? ¡Mira a tu pastor y vive como él! No es de extrañar, entonces, que sea admirado y digno del honor dado a él. Y no es de extrañar que su esposa sea admirada también, porque él no está calificado para el oficio con independencia de ella, sino a través y gracias a ella. De esta manera, ella es admirada por la comunidad de la iglesia y ella también es un modelo de piedad.

Está casada con un hombre respetable

Por último, la esposa del pastor tiene el privilegio de estar casada con un hombre respetable. Hay algunas vocaciones que comandan un grado de respeto en la comunidad en general, y la esposa del pastor tiene el privilegio de contar a su marido entre ellas. De hecho, la Biblia exige que él debe tener una buena reputación con los de afuera (1 Timoteo 3: 7) de modo que es a la vez conocido y admirado en la comunidad en general. La esposa del pastor está casada con un hombre que es un miembro activo y honorable de la comunidad donde nadie piensa mal de su vida o carácter. Ella no siente vergüenza cuando interactúa en la comunidad, ya que su esposo es un hombre respetable.

La esposa del pastor tiene un llamado único, y uno que trae retos particulares. Pero también trae privilegios considerables. Así que, esposas de pastores, las honramos, y damos gracias a Dios por los privilegios que disfrutan.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Challies.com.