Soldados de Jesucristo

¿Existen apóstoles hoy? | Parte 1

Hace algunos años conversaba con una persona sobre temas espirituales. Le pregunté cómo se llamaba el pastor de la iglesia a la que asistía a lo que respondió: “en mi iglesia el líder es un apóstol”. Si tienes treinta años o más, probablemente has notado que en los últimos años el cristianismo ha visto un crecimiento de personas afirmando ser apóstoles. Este crecimiento reciente es llamado por algunos la “Nueva Reforma Apostólica” y/o “la Segunda Era Apostólica”. Esta serie de dos artículos tiene el propósito de estudiar este tema a la luz de las Escrituras para poder contestar la pregunta: ¿Existen apóstoles hoy?

Para contestar esta pregunta principal buscaremos responder tres preguntas relacionadas: 1) ¿Qué significa la palabra apóstol?, 2) ¿Cuáles eran los requisitos para ser apóstol? y 3) ¿Por qué se necesitaban apóstoles en la iglesia primitiva? En la primera parte de esta serie analizaremos las primeras dos preguntas a la luz de la Escritura.

¿Qué significa la palabra apóstol?

La palabra apóstol en nuestras versiones de la Biblia en español es una transliteración (palabra que pasa de un idioma a otro igual o casi igual). La palabra en griego es apostolos y significa delegado, mensajero o enviado. En la Biblia se utiliza el término de tres maneras diferentes:

  1. Sentido único – La Biblia se refiere a Cristo como el “apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión” (He. 3:1). En este sentido Jesús es, no solo un apóstol sino, El Apóstol. Solo de Jesús se puede decir que fue enviado por el Padre para dar su vida por los pecados del mundo (Jn. 3:16-17, 34, 5:36-38, 8:42).
  2. Sentido específico – La Escritura usa la palabra apóstol en un sentido específico para hablar de un grupo especial de personas, los doce, Matías y el apóstol Pablo (Mt. 10:2-4; Lc. 6:12-16; Hch. 1:26; Gal. 1:1). Eran escogidos por Dios para ser sus representantes especiales ante el mundo. Explicaremos esto en más detalle luego.
  3. Sentido general – Eran también considerados apóstoles, en un sentido diferente al mencionado anteriormente, ciertos líderes escogidos por las iglesias con una tarea específica. En 2 Corintios 8:23 se les llama “mensajeros” (en griego apóstoles) a un grupo de hermanos. En Filipenses 2:25 Epafrodito es llamado “mensajero” (en griego apóstol). Estos hermanos eran apóstoles, aunque no en el sentido específico de los doce, Matías y Pablo. Simplemente habían sido escogidos por un grupo de creyentes con una encomienda. Los hermanos mencionados en 2 Corintios 8:23 habían sido escogidos por las iglesias para llevar una ofrenda a los creyentes pobres de Jerusalén (2 Co. 8-9) y Epafrodito había sido escogido por la iglesia de Filipo para llevar ayuda material a Pablo, quien se encontraba encarcelado (Flp. 2:25, 4:18). Se debe notar que no se les llama apóstoles de Cristo (1 Co. 1:1; 1 Pe. 1:1), sino apóstoles o mensajeros de las iglesias (2 Co. 8:23; Flp. 2:25).

¿Cuáles eran los requisitos para ser un apóstol de Jesucristo?

Luego de que el Señor ascendiera a la diestra del Padre, los apóstoles decidieron reconocer quién había sido escogido por Dios para sustituir a Judas Iscariote. Algunos estudiosos sostienen que los apóstoles se apresuraron al nombrar a Matías ya que, alegan, debió ser el apóstol Pablo quien sustituyera a Judas. La postura que se tome en cuanto a este punto es irrelevante para propósitos de este escrito. Lo esencial para responder nuestra pregunta es notar que en el proceso de nombrar a Matías podemos ver cuatro requisitos necesarios para que una persona pudiera sustituir a Judas y ser considerada apóstol.

En Hechos 1:21-22 leemos lo siguiente:

Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección.”

En este pasaje podemos notar tres requisitos para ser apóstol:

  1. Ser testigo ocular de la resurrección de Cristo. Todos los apóstoles vieron con sus ojos físicos a Cristo después de Su resurrección, incluyendo al apóstol Pablo quien fue testigo ocular de Su resurrección camino a Damasco (1 Co. 9:1, 15:8; Hch. 9:3-5; 26:16). Es por eso que defiende su apostolado frente a los Corintios con las palabras no he visto a Jesús el Señor nuestro?” (1 Co. 9:1). Algunos claman haber visto a Jesús en visión. Esto no cumple el requisito de ser testigo ocular de la resurrección de Cristo. Pablo vio a Cristo ocularmente y aun así, considera su llamado al apostolado como algo único y anormal, pues fue el único y último de los apóstoles en ver a Jesús ocularmente. Es por eso que escribió que el Señor se le apareció “al último de todos, como a un abortivo” (1 Co. 15:8).
  2. Haber aprendido y recibido la doctrina directamente de Jesús, no de otros creyentes. Los apóstoles aprendieron las doctrinas relacionadas al Nuevo Testamento directamente de Cristo. Estuvieron aprendiendo de él por tres años durante su ministerio terrenal y luego de Su ascensión continuaron aprendiendo de Cristo por revelación directa de Él. El apóstol Pablo enfatiza este requisito al defender su apostolado en su epístola a los Gálatas. “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo” (Gal. 1:11-12). Un apóstol no aprendía las enseñanzas del Nuevo Testamento de ningún hombre, ni siquiera de otros apóstoles (Gal. 1:16-17), sino directamente de Cristo.
  3. Los apóstoles debían dar evidencia de su apostolado con milagros. Los apóstoles dieron evidencia de su llamado con señales milagrosas (Hch. 3:1-10, 4:33, 5:12-16, 9:32-43, 13:11, 14:3, 8-9, 16:18, 19:6, 11-12, 20:9-10, 28:3-10). Es por eso que Pablo también defiende su apostolado haciendo referencia a los milagros hechos por él: “Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros.” (2 Co. 12:12). Aunque algunos hoy afirman hacer los milagros que los apóstoles hicieron, la realidad es que tales afirmaciones no son ciertas. Los apóstoles sanaban de manera extraordinaria, inmediata, completa, irrefutable y continua. Después de los apóstoles nunca ha habido un tiempo de abundantes milagros semejante al de los inicios de la iglesia primitiva.
  4. Ser escogido por Dios como apóstol. Haber aprendido la doctrina directamente de Cristo, haberlo visto ocularmente y hacer milagros no era suficiente para ser considerado apóstol de Jesucristo. Muchas personas oyeron la Palabra de Dios directamente de los labios de Jesús, más de quinientos hermanos lo vieron después de haber resucitado (1 Co. 15:6) y personas que hicieron milagros no fueron considerados apóstoles (Hch. 7:5-8). Un apóstol era una persona escogida personalmente por Cristo para esa posición (Hch. 1:2; Gal. 1:1, 15-16).

Considerar estos requisitos es suficiente para concluir que hoy no tenemos apóstoles. Nadie en el día de hoy ha visto a Cristo ocularmente, nadie hoy está haciendo milagros como los que hicieron los apóstoles y nadie hoy aprende su doctrina por revelación directa de Cristo sin necesidad de maestros y del Nuevo Testamento y esto es suficiente para concluir que no existen apóstoles hoy. Dios no llama apóstoles a personas que no cumplen con los requisitos que Él mismo estableció.

En la segunda parte de esta serie veremos que hoy no existen apóstoles al considerar el propósito de los apóstoles en la iglesia primitiva.

Rubén Rodriguez

Rubén Rodríguez es pastor de la Iglesia Bautista Misionera en el Barrio Bélgica, en Ponce, Puerto Rico. Tiene un Bachillerato en Biblia en el Colegio Universitario Bautista de Puerto Rico. Está casado con Rebeca Garayalde Vargas y tienen dos hijos, Ellah y Mikel.

Conferencia 2017 - Ante Su Palabra

9 comentarios

  • Es interesante el artículo pero carece de contexto bíblico, ya que hay que analizar y estudiar y pedir iluminación de parte del Espíritu Santo: Efesios 4:11 habla de que Jesucristo mismo dio estos dones (ministerios) para la capacitación de los santos, para la obra del ministerio, etc. Si leen el contexto, Jesucristo resucitó y ascendió a los cielos y dio estos dones, no fue antes. Los apóstoles que El escogió en su ministerio terrenal fueron 12 (incluyendo Judas, quien se desvió por amor al dinero), pero la realidad es que Matias fue contado como apóstol, luego Pablo, luego Silvano, luego Timoteo, luego Epafrodito. Que las versiones modernas lo oculten, es muy diferente a que no se expongan claramente en la Palabra y Dios nos llamó ser como los de Berea, a ser cautelosos, investigando y probando a todo ministro, mas no a cancelar, a eliminar uno de los ministerios de los 5 que son tan importantes y siempre lo han sido para la edificacion de la Iglesia.

  • «que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente,

    misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:»
    ‭‭Efesios‬ ‭3:3, 5‬ ‭
    Pablo nos dice que su ministerio fue declarado por revelación y que esta revelación viene por parte del Espíritu Santo. Es preocupante cuando la iglesia NO reconoce el trabajo del Espíritu, gracias a Él podemos tener una relación más estrecha con el Señor.
    Un problema enorme que vemos hoy en día es que la iglesia ve a estos ministerios como un rango elevado o como un estatus sólo para privilegiados, los dones y ministerios que el Señor reparte son para servir, no para ser servido, de ahí que no todo el que se dice ser apóstol lo sea.
    Como Cristianos debemos entender que no se trata de la persona con un cargo o ministerio, ni siquiera del ministerio mismo, nuestra encomienda es anunciar el evangelio, y este trata de la persona perfecta que es Jesús.

  • Es mi parecer muy personal y no quiero atacar a nadie, pero me parece que en la actualidad, las iglesias y sus lideres buscan ese estatus de APÓSTOL, la verdad no entiendo el sentido de que los llamen así, será que les disminuye el poder de sanación o de hacer milagros. Desde mi punto de vista se ha perdido el sentido de lo que es el llamado al ministerio, no es tener un nombre para figurar es servir a los demás, servir de guía, multiplicar ese talento que Dios les dio y ponerlo al servicio de los que no conocen del señor. Me duele mucho cuando escucho ( esto en mi país) que al apóstol de la iglesia x se le debe besar el anillo, o que para el cumple años no puede bajar de $200 el regalo para el apóstol porque sería pecar o peor aún cuando recogen cantidades exorbitantes de dinero en nombre de Dios para tener sus lujos, no me mal interpreten no estoy en contra de la religión, soy hijo de un pastor que por mas de 30 años se partió el lomo predicando el evangelio por todo mi país, poniendo a disposición Dios sus pocos recursos, casa, carro (muy viejito) y familia, mientras el predicaba en una campaña para salvar almas sus hijos pequeños estaban dentro del carro durmiendo o estudiando, pero ahora veo que un apóstol cobra no menos de 2 mil dolares por hacer acto de presencia y predicar me duele el corazón y me da vergüenza con los que aun no conocen el mensaje de salvación, ustedes dirán bueno su papa lo hizo porque quiso, ciertamente pero ahora en sus años dorados puedo ver que Dios es fiel con él y con mi madre porque nunca les ha faltado nada y menos salud, en la adversidad he visto la mano de Dios en sus vidas, pero bueno me desvié perdón, lo que quería decir es ser llamado apóstol o no he ahí el dilema, pues NO, hágase llamar apóstol, Pastor, hermano en Cristo, servidor de Dios, lo que tiene que medirse es su corazón, su servicio a Dios y sus frutos. Y para finalizar creo que todos somos SOLDADOS DE JESUCRISTO como lo dice el nombre de este sitio, desde el que limpia la iglesia hasta el que nos habla del amor de Dios en un púlpito, basta de buscar rangos para figurar porque el mismo Dios se hizo hombre para salvarnos porque nosotros siendo hombres buscamos ser más.
    Espero no haber ofendido a nadie con mi comentario, porque no es la idea es simplemente expresar lo que pienso y si estuviera equivocado pido mil disculpas, respeto a todos y sus creencias o doctrinas, pero amo a Dios con todo mi corazón y quiero servirle siempre a él.

  • Interesante el artículo, pero creo que la iglesia de hoy en día se preocupa más por contender de que si existen los Apóstoles o no. Estamos claro de que los apóstoles de Cristo fueron testigos oculares del ministerio del mismo Jesús, pero no menos es cierto, que no podemos pasar por alto que el ministerio apostólico forma parte de los 5 ministerios de la iglesia de Cristo la cual menciona Efesios 4:11. Si la palabra en Griego apostolos significa delegado, mensajero o enviado, entonces quiere decir que ¿nadie más puede ser un delegado, mensajero o enviado?.

    Aunque reconozco que muchos líderes cristianos utilizan el término “Apóstol” para tener un grado más alto de superioridad, creo que así como hay falsos apóstoles, de la misma manera hay falsos cristianos. Si Jesús según nos dice las sagradas escrituras fue considerado un enviado por Dios, entonces que mejor ejemplo de utilizar el título de apóstol no como un grado de superioridad, sino con humildad hacia los demás.

    Entonces ¿como definiría yo el ministerio apostólico?, simplemente recitando Lucas 9:48 (NTV) “Luego les dijo: «Todo el que recibe de mi parte a un niño pequeño como este, me recibe a mí; y todo el que me recibe a mí, también recibe al Padre, quien me envió. El más insignificante entre ustedes es el más importante».”

  • a mi parecer nadie tiene Autoridad ni moral para estos comentarios; Solo DIOS, EL SEÑOR; mismo lo sabe. y sabe muy bien quien en verdad cumpliria con los requicitos para ser APOSTOL. y por supuesto la persona que tenga una relacion directa con el SEÑOR La palabra DIVINA es esplicita solo el que escudriña con ayuda del ESPIRITU SANTO estoy seguro que no se confundira solo tendra la revelacion directa del ESPIRITU DE DIOS

  • 1. Los apóstoles bíblicos tenían dos características distintivas: A. Hicieron votos de pobreza al renunciar al manejo del dinero y el poder y prefirieron dedicarse al ministerio de la palabra y la oración. B. Todos sufrieron el martirio.
    2. En la historia de la iglesia, después del siglo II, no se vuelve a hablar de apóstoles, esto es, no hay una sucesión apostólica.
    3. En la reforma protestante del siglo XVI, tampoco se toco el tema.
    4. El papel de los apóstoles bíblicos fue establecer la iglesia y su fundamento, como también ejercer su defensa.
    5. Como papel fundamental, se les delegó la tarea o autoridad de cerrar el canon biblico. Tenían la autoridad para decidir que libros eran inspirados y cuales no.

    Ál paso que vamos o mejor van, estoy seguro que con la autoridad y poder que se abrogan los apóstoles, establecerán un nuevo orden de escrituras, argumentando que recibieron la revelación y fueron inspirados por Dios.

    Apóstoles o apóstatas?

  • Creo que se debe hacer una diferencia al llamado ministerial de apóstol con el movimiento apostólico profético. Es cierto que los 12 apóstoles (incluyendo a Pablo) tuvieron una misión trascendental en la fundación de la iglesia. Pablo menciona a Pedro y a Juan como pilares de la iglesia, (pero también nombra a Jacobo el hermano del Señor, quien no estaba dentro de los doce, como pilar), pero por otro lado dentro de la historia de la iglesia han habido muchos cristianos, que han tenido una misión trascendental, como es el caso de los reformadores. El problema de este movimiento, no es que existan personas que creen tener un llamado apostólico para servir al Señor, como una punta de lanza, abriendo camino para el evangelio en lugares en donde Cristo no ha sido predicado (esta es la difícil labor del apóstol) , sino que el problema es que existen personas que se autoimponen un título jerárquico para darse importancia y sacar dinero a su gente, el llamado a ser apóstol, maestro, pastor, evangelista o profeta es un llamado a cumplir una función dentro de la iglesia y no un orden jerárquico para saber quien es más importante.
    Este es el problema que causa cuando se habla de que hay algunos “ungidos” que tienen ese poder especial cuando en verdad todos somos ungidos por el Espíritu Santo, es el mismo error que se comete al decir que sólo los apóstoles tuvieron el poder de hacer milagros, que sólo ellos tuvieron esa unción especial.quizás en iglesias del occidente te lo crean, pero como le explicas esto a las iglesias en África que resucitan muertos? Como explicas esto en las iglesias que han despertado su fe, y hoy ven milagros como la obra sobrenatural de Dios?
    Si en una iglesia no hay milagros es un problema de fe y no de unción, porque el mismo Espíritu que resucitó a Cristo de los muerto está en nosotros.
    Si en la iglesia de Cristo se viviera de forma natural la sobrenaturalidad de Dios, hicieramos milagros, sanidades, si cada uno entendiera cual es su llamado en la iglesia y hubieran muchos ejerciendo un llamado apostólico (como una función en la iglesia), quizás no habría lugar para que algunos sinvergüenzas tuvieran el atrevimiento de autoproclamarse apóstoles y sentirse especiales por ello.
    https://mimomentopeachy.wordpress.com/

Rubén Rodriguez

Rubén Rodríguez es pastor de la Iglesia Bautista Misionera en el Barrio Bélgica, en Ponce, Puerto Rico. Tiene un Bachillerato en Biblia en el Colegio Universitario Bautista de Puerto Rico. Está casado con Rebeca Garayalde Vargas y tienen dos hijos, Ellah y Mikel.

X