Soldados de Jesucristo

¿Lo ha dicho Él, y no lo hará?

“Dios no es hombre, para que mienta,
Ni hijo de hombre, para que se arrepienta.
¿Lo ha dicho El, y no lo hará?
¿Ha hablado, y no lo cumplirá?”

Números 23:19

El rey de Edom, Balac, estaba empecinado en destruir a Israel. Este pueblo estaba creciendo cada vez más y Dios le estaba dando la victoria sobre sus enemigos. Para ello, busca al profeta Balaam y le promete recompenzas para que maldiga al pueblo de Israel y este caiga en la desdicha. Balaam acepta y en el camino se encuentra con el Ángel del Señor quien le dice: “Ve con los hombres, pero hablarás sólo la palabra que yo te diga” (Nm 22:35).

Balaam se encuentra con Balac, y por tres intentos, en diferentes lugares, trata de obedecer a Balac y maldecir a Israel, pero el Espíritu de Dios viene sobre él y lo que hace es dar una bendición sobre el pueblo del Señor. Vez tras vez le dice a Balac, quien está enfurecido, que él solo puede decir las palabras que Dios ponga en su boca, que si Dios ha decidido bendecir a Israel y nadie puede cambiar eso. En ese contexto vienen las palabras: “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho El, y no lo hará? ¿Ha hablado, y no lo cumplirá?”.

¡Qué maravilloso es nuestro Dios! ¡De qué manera tan grande podemos descansar en sus palabras y promesas! Él es soberano por sobre todo lo que existe, y nada hay que se escape de su control o que cambie su voluntad. Balaam intentó maldecir lo que Dios había bendecido y no pudo. Ni el mismo Satanás puede cambiar la perfecta voluntad del Señor. Él hará lo que quiera hacer. Siempre.

¡Qué ánimo nos dan a los creyentes estas verdades! Nosotros hemos depositado nuestra confianza en un Salvador que hizo lo que dijo que haría, morir en una cruz y resucitar al tercer día, y que hará lo que prometió: regresar por Su pueblo.

¿Qué dificultad atraviesas hoy? Confía en Su palabra, Él dijo… ¿Y no hará?

Enrique Oriolo

Director Ejecutivo de Soldados de Jesucristo. Miembro de la Iglesia Bíblica de City Bell. Esposo de Tamara, padre de Luz y Paz.