¿Qué es el Reino de Dios? – Episodio 1

    ¿Qué es el Reino de Dios? – Episodio 1
    John Piper Responde

     
     
    00:00 / 9:20
     
    1X
     

    “El reino” es un gran tema para Jesús. En la traducción ESV(English Standard Version), la palabra “reino” se menciona 126 veces en los evangelios. Pero luego,reinosolo se menciona 34 veces en el resto del Nuevo Testamento, lo que motivaa Christopher del Reino Unido a escribirnos. “¡Hola, Pastor John! Muchas gracias por su excelente podcast APJ. ¡Estoy maravillado de todo el esfuerzo que usted pone en contestar preguntas complejas y difíciles a total desconocidos, como yo! Mi pregunta para usted es la siguiente: El evangelio de Mateo está lleno de 55 referenciassobre el “reino” venidero. Pero desde el libro deHechos y en las epístolas, parece que hay muy poca mención de “el reino”. Entonces, ¿qué es este “reino de Dios”? ¿Es la iglesia o algo más grande?”.

    Escucho dos preguntas cruciales: (1) ¿Qué es el reino de Dios? (2) ¿Por qué el reino Dios tiene mucha prominencia o mucho más enfoque explícito en las enseñanzas de Jesús, peromucho menos prominencia o mucho menos enfoque explícito en las cartasdel Nuevo Testamento? Permítanme hablar un pocosobre cada una de esas preguntas. 

    Gobierno y Reinado

    Creo que lo más importante que puedo decir sobre el reino de Dios que ayudaría a las personas a entender todos los usos de esta frase es que el significado básico de la palabra reinoen la Biblia esreinado de Dios, REINADO, no reino [o imperio] ogente. El reinadocrea un reino [o imperio], el reinadocreaun pueblo, pero el reinadode Dios no es sinónimo de su reino [o imperio] o su gente.

    Por ejemplo, consideremos elSalmo 103:19: “Jehová estableció en los cielos su trono,Y su reino domina sobre todos.(RVR60). Puede escuchar el significado básico de la palabra reino como gobernar. No significa que su reino gobiernasobre su territorio o imperio; significa que el reinado o la autoridadde Dios gobierna todas las cosas.

    Él se sienta como rey en su trono del universo, y su autoridadreal –su reino y su reinado – gobierna todas las cosas. El significado básico de la palabra reino en la Biblia es “la autoridadrealde Dios” —su reinado, su acción, su señorío, su gobierno soberano.

    Salvar a los pecadores

     Dado que el propósito de Dios para el mundo es salvar a un pueblo para sí mismo y renovarel mundopara dichopueblo, su gobiernorealimplica una actividadde salvación y redención en su nombre. Es por esto que la venidadel reino en el Nuevo Testamento se le llamabuenas nuevas”.

     En y a través de Jesús, Dios, el rey, viene de una manerauna nueva manera –al mundo para establecer su gobiernode salvación. Primero, en los corazones de su pueblo y en sus relaciones, triunfando sobre el pecado, Satanás y la muerte. Luego, mediante el ejercicio de su reinado, reuniendo a un pueblo para sí mismo en congregaciones que viven como ciudadanos de una nueva alianzadel reinono de este mundo. Luego, Cristo viene por segunda vez y completa el reinado estableciendo cielosnuevos y tierra nueva.

     Ya, pero aun no

     La imagen que se obtiene acerca del reino en los Evangelios según lo revelan las enseñanzas de Jesús,es que éste es ambos: presente y todavía futuro. De hecho, esto es lo que Él quiso decircuando dijo[Mr 4:11] que el misterio del reinode Dios”está aquí: presencia sin consumación.

     Por ejemplo, puedes escuchar la dimensión futura del reino en el Padre Nuestro: “Venga tu reino” (Mateo 6:10). Debemos orareso todos los días. Trae el reino, Señor. No esaquí como queremos que esté. Trae tu reino. Trae tu reinadopor completo en la vida de las personas, en mi vida, en el mundo.

     En Lucas 19:11, Jesús procedió a contar una parábola porque estaba cerca de Jerusalén, pero la gente supuso que el reino de Dios debía aparecer de inmediato. Pero Jesús sabía que no iba a venir de inmediato. El reino de Dios no aparecerá de inmediato, y sin embargo, repetidamente, Jesús dice: “El reino está cerca. Arrepentíos, porque el reino de Dios está cerca.

     De hecho, él es más explícito en Lucas 11:20: “Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros.”. Aún más explícito, Lucas 17:21 dice “He aquí, el reino de Dios entrevosotros está.”.

     ¿Cómo puede el reino de Dios todavía no estar presente y ya estar presente? Él dice: “Ora por ello. Está viniendo. Todavía no está aquí. No va a serdeinmediato y, sin embargo, ya está presente entre ustedes, sobre ustedes, está cerca.”¿Cómo puede él decir todo eso?

     La respuesta es,que el reino de Dios,es el reinado de Diossu acción soberana en el mundo para redimir y liberar a un pueblo y luego, en un futuro, terminarlo[completar la obra]y renovar completamente a su pueblo y al universo.

     Cambiando el trono por una cruz

     Si preguntamos por qué el término “reino de Dios” o “reino de los cielos” es prominente y explícito en las enseñanzas de Jesús, pero mucho menos en las epístolas (lo cual es cierto), ¿qué debemos decir?

     Mi sugerencia es esta: Por un lado, durante la vida de Jesús, él caminaba sobre una línea muy fina entre darse a conocer como el Hijo de Dios y la presencia real del rey mismo;y por el otro lado, entre guardarsede ser tomadoy ser hecho rey terrenal(como querían hacer en Juan 6).

     Estaban listos para venir y hacerle rey. Recuerda que Jesús repetidamente le dijo a la gente que no les contara a otros lo que habían visto (Mateo 17:9; Marcos 7:36). Así les decía para no suscitarun malentendido generalizado acerca de la naturaleza de su reinadoque provocaraentre la gente una revuelta política paraarrastrarlo al trono como en Juan 6.

     No, él vino a ser crucificado. Por eso vino. Él vino a morir, no para ser puesto en un trono todavía. Él solo sería rey por medio de la crucifixión y la resurrección. Los discípulos apenas podían comprender eso.

     El Resucitado es el Señor

     Después de la resurrección, se podía ver con mucha claridad lo que los discípulos no pudieron comprender durante su vidacon Él. Esto es,queel reino de Dios se revelaría gloriosamente en un rey crucificado y resucitado. Por lo tanto, el cambio que ocurreenninguna manera disminuye la importancia de lo que se enseñó sobre el reino durante la vida de Jesús. Pero sí cambia. Ahora pone unénfasis abrumador en el rey mismo como el Señor crucificado y resucitado del universo.

     Estenuevo énfasis, que es más explícito en las epístolas, declara: “Jesús es el Señor”. De hecho, si me hubieras presionado, diría que “ha llegado a vosotros el reino de Dios” es casi sinónimo de“Jesús es el Señor”. O dicho de otra manera, “Jesús es el Señor” es casi sinónimo en las epístolas con el reino – el reinado– “el reyha llegado a vosotros”.

     No es solo que él ha llegado,sino quevendrá. Creo que probablemente hacemosbien hoy en tener esto en mentecada vez que destaquemos el reino de Dios. Asegurémonos de que nuestra enseñanza en las iglesias y en el mundo tenga como distintivola aplicación apostólica del reinado de Jesús. Es el señorío de Cristo crucificado y resucitado quien debe recibir el énfasis hoy.