Soldados de Jesucristo

¡Suéltalos! | Parte 2

Nota del editor: Este es el segundo artículo en una corta serie en la cual el pastor Félix Cabrera nos muestra la importancia de desarrollar líderes y obreros dentro de nuestras iglesias locales con el propósito de enviarlos a servir al Señor de acuerdo a su llamado. Puedes leer el primer artículo aquí.


¿Cómo pueden los pastores preparar a esos líderes y obreros?

  • Identifique los hombres a su alrededor que cumplan con los requisitos de 1 Timoteo 3 y Tito 1. Incluso a aquellos que son difíciles. Asígneles un libro de la Escritura y/o un libro teológico, evangelístico o misionero para su lectura y reúnase con ellos para discutirlo cuando lo terminen.
  • Dele oportunidades de enseñar. Ya sea en Escuela Dominical, Grupos Pequeños, Servicios de Oración. Dele la confianza para que enseñen, rompan el miedo escénico y tome el tiempo para animarlos, reforzarlos y corregirlos.
  • Solicite su retroalimentación sobre predicación, pastoral, liderazgo y consejería. Comparta con ellos su vida pastoral, su realidad ministerial y permita que ellos no solamente observen sino que también opinen. Hacer esto les permitirá capacitarlos teológicamente pero también pastoralmente.
  • Llévelos con usted a hacer obra pastoral, evangelística y misionera en su contexto. Permita que esos hombres le acompañen a visitar a los enfermos en la congregación, a los hospitales, a las cárceles, a servir en las emergencias o desastres naturales que surjan en su comunidad, llévelos con usted a capacitarse y a participar de viajes a corto plazo, ya sea evangelísticos o misioneros.
  • Sea un ejemplo en el evangelismo personal. Comparta con ellos cómo se relaciona con no cristianos, cómo evangeliza y por qué evangeliza. Pídales que le acompañen cuando van a presentar el evangelio a otros.
  • Invítelos a pasar tiempo con usted fuera de la iglesia. Para que puedan ver cómo vive su vida, matrimonio, la crianza de sus hijos pero también para que puedan ver cómo maneja conflictos, dolor y temas no necesariamente bíblicos. Es importante que sepan que somos mortales, NO marcianos.

Con líderes formados, ¿qué debemos hacer? ¡SOLTARLOS!

¿Por qué los pastores deben enviar o soltar a esos líderes y obreros?

  1. Es una ORDEN. NO vemos en la Biblia que la Gran Comisión sea opcional sino obligatoria para todo discípulo (Mateo 28:19-20).
  1. Es NECESARIA. Hace 2,000 años la mies era mucha y pocos los obreros, HOY TODAVÍA SE NECESITAN OBREROS (Lucas 10:2).
  1. Es BENEFICIOSA. Pastores y líderes que se reproducen y sueltan a sus mejores hombres, producen iglesias saludables, vivas, apasionadas y reproducibles. La iglesia que VIVE EN MISIÓN, DESARROLLA y ENVÍA causando SIEMPRE espacio para que otros sean DESARROLLADOS y ENVIADOS. Ese ciclo es SIEMPRE saludable porque mantiene a la expectativa a la iglesia de lo próximo que Dios hará (Filipenses 4:15). 

Esa es la actitud que vemos en Hechos 13, cuando el Espíritu Santo le ordenó a los ancianos de la iglesia en Antioquía que separaran a Bernabé y a Pablo para la obra que los había llamado. ¿Cuál fue la respuesta de esos ancianos? Les impusieron las manos y los enviaron. 

Pastores, la mejor inversión que podemos hacer para las próximas generaciones, NO es retener a los mejores líderes y siervos, NO es querer iglesias más grandes; al contrario, es querer enviar a esos líderes y obreros para que se multipliquen muchas iglesias sanas en nuestra Jerusalén, Judea, Samaria y hasta los confines de la tierra. ¡Descubramos, desarrollemos y enviamos hombres y mujeres que hagan a Cristo famoso! 

Concluimos con unas sabias palabras de Charles Spurgeon que debemos recordarnos y compartirlas a otros: 

No fuiste salvo para que vayas al cielo solo. Fuiste salvo para que lleves a otras personas allí contigo.

Félix Cabrera

Félix Cabrera sirve como el Pastor de la Iglesia Bautista Central en Oklahoma City, OK, como Director de RED 1:8 Red de Plantación de Iglesias y forma parte del Consejo Pastoral de Soldados de Jesucristo. Él y su esposa Denisse tienen dos hijas, Andrea y Adriana.

Conferencia 2017 - Ante Su Palabra
X