¿Dios nos dará más de lo que podemos manejar?

    ¿Dios nos dará más de lo que podemos manejar?
    John Piper Responde

     
     
    00:00 /
     
    1X
     

    Es lunes. Una nueva semana. Nuevas tareas. Nuevas cargas. Nuevas misericordias. Un oyente de los podcasts, Fabian, escribe para preguntar: «Querido Pastor John: esta frase “Dios nunca nos dará más de lo que podemos manejar” se usa a menudo cuando alguien está enfrentando desafíos de la vida, sufrimientos y pruebas. Basados en la Biblia, ¿es esta frase bíblicamente correcta?»

    Dos palabras esenciales

    Si la afirmación «Dios nunca nos dará más de lo que podemos manejar» es bíblicamente correcta depende de lo que queremos decir con nosotros y manejar.

    ¿Qué significa nosotros? ¿Significa acaso que Dios tiene en cuenta nuestras posibilidades independientes basado en nuestra trayectoria de manejo de problemas y, por lo tanto, mide esos problemas para que no vayan más allá de lo que nosotros, independientemente, con nuestros propios recursos, podemos manejar? ¿Es eso lo que nosotros significa?

    ¿O significa que lo podemos manejar si lo recibimos por fe en la asistencia divina y que Dios sabe lo que Él mismo nos dará por gracia al permitirnos manejar lo que nos da? Por lo tanto, Él no piensa en nosotros como independientes, sino como dependientes en la gracia que viene con la dificultad. ¿De cuál de esos dos habla esta afirmación?

    ¿Qué significa manejar? ¿Significa que nunca colapsas? ¿Significa que nunca fallas en ninguna tarea? ¿Significa que nunca lo arruinas todo? ¿Significa que nunca dejas de obtener un B+ en cada una de las pruebas de la vida?

    O bien, ¿manejar significa que nunca fallas por lo que nunca te recuperas o arrepientes o reconcilias, y que al final estás perdido porque fallaste? ¿Cuál de todos significa manejar?

    Dependiente de la gracia

    Para responder todo eso y dar mi respuesta a la pregunta, veamos los textos clave que creo que él tiene en mente. 1 Corintios 10:13:

    «No os ha sobrevenido ninguna tentación» (o prueba, ya que es la misma palabra en griego) «que no sea común a los hombres y fiel es Dios, que no permitirá que vosotros seáis tentados [probados] más allá de lo que podéis soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que podáis resistirla».

    Cuando Pablo dice que Dios no te dará más de lo que puedes soportar, quiere decir no más de lo que puedes soportar con la ayuda de Dios. Sabemos eso por otras cosas que dice. Por ejemplo, en 2 Corintios 9:8 dice: «Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para vosotros, a fin de que teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abundéis para toda buena obra».

    En otras palabras, en cada prueba o tentación, la pregunta es ¿haré lo que debo hacer? Pablo dice: «Habrá gracia». No dice simplemente: «Dependo de ti para usar tus recursos sin depender de la gracia». En cambio, Dios nos dice: «Te doy gracia para que haya gracia para hacerlo, pero no eres independiente de mi poder para ayudarte».

    Pablo dijo en 1 Corintios 15:10 «Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no resultó vana; antes bien he trabajado mucho más que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí». En otras palabras, si sobrevivo a cualquier prueba o consigo un logro cuando soy probado, es gracia, decisivamente gracia –no decisivamente yo.

    Por lo tanto, mi respuesta a la primera pregunta ¿qué significa nosotros en la afirmación «Dios nunca nos dará más de lo que podemos manejar»? es que se refiere a nosotros, a quienes Dios ayuda por gracia soberana, y no nosotros, independientes del poder de la ayuda de Dios.

    Poder sustentador

    La otra pregunta es: ¿qué significa manejar? ¿Significa nunca tropezar, nunca fallar, nunca obtener una C o una F en una prueba en particular que Dios da? Mi respuesta es no. No significa eso. Si tuviéramos una confianza perfecta en todo lo que él es para nosotros en Cristo, pasaríamos cada prueba de manera brillante, pero Dios no promete ese tipo de confianza perfecta en su gracia omnipotente.

    Pues bien, ¿qué promete cuando dice que siempre tendremos, con cada prueba, una salida, y cuando dice que tendremos gracia para cada buena obra? Creo que lo que promete, en esencia, es esto: Dios nunca nos dejará tropezar o caer tanto que no nos recuperemos, arrepintamos y seamos restaurados. En otras palabras, nunca nos dejará pecar para caer en apostasía y condenación. Él nos permitirá llevar frutos de una fe genuina y perseverancia hasta el final.

    Estos son los textos que me hacen pensar eso:

    • Filipenses 1:6: «El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús».
    • Romanos 8:30: «Y a los que predestinó, a esos también llamó; y a los que llamó, a esos también justificó; y a los que justificó, a esos también glorificó». Él te guardará.
    • Lucas 22:31-32: «Simón, Simón» Jesús le dice a Pedro, «mira que Satanás os ha reclamado para zarandearos como a trigo [o, robarles la fe]; pero yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y tú, una vez que hayas regresado, fortalece a tus hermanos». En otras palabras, he rogado por ti. Sí, me negarás esta noche, pero te traeré de regreso. Obtendrás una F en esta prueba esta noche, pero haré que apruebes la prueba de la vida.
    • 1 Pedro 1 :5: «Que sois protegidos por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación». El poder de Dios me guarda. Él no me dejará fallar en ninguna prueba por completo.
    • 1 Corintios 1:8: «[Él] también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo».

    Entonces, esta es mi conclusión. «Dios nunca nos dará más de lo que podemos manejar», ¿es eso bíblicamente correcto? Sí, si queremos decir que Dios nunca le dará a su pueblo pruebas en las que Él mismo no los sostendrá y llevará a una gloria eterna. Nos permitirá hacer todo lo que debemos hacer para llegar ahí.