Dios responde

Estudio biblico

Dios responde
Mujeres en su Palabra

 
 
00:00 /
 
1X
 

La propuesta de Rut y la respuesta de la oración de Booz. 

Descendió, pues, a la era e hizo todo lo que su suegra le había mandado. Cuando Booz hubo comido y bebido, y su corazón estaba contento, fue a acostarse al pie del montón de grano; y ella vino calladamente, descubrió sus pies y se acostó. Y sucedió que a medianoche el hombre se asustó, se volvió, y he aquí que una mujer estaba acostada a sus pies. Y él dijo: ¿Quién eres? Y ella respondió: Soy Rut, tu sierva. Extiende, pues, tu manto sobre tu sierva, por cuanto eres pariente cercano.

Rut estaba completamente decidida a hacer lo que su suegra le había pedido, ella tenía la plena seguridad que era lo que debía hacer, pues Nohemí y ella querían ser redimidas según las leyes de los israelitas.

En estos versículos vemos que Booz estaba con un corazón contento, probablemente una de las razones era porque había salido bien todo en el trabajo de su campo. En medio de esta tranquilidad él se duerme y es cuando de manera sigilosa, tal como le había dicho su suegra, llega Ruth y descubre sus pies y se acuesta a su lado.

Según algunos teólogos y estudiosos de la Biblia, era una forma de mostrar una buena disposición de parte de ella para casarse con Booz, así que seguramente a media noche cuando él lo notó y no esperaba a nadie que le hiciera esta propuesta, él le pregunta “¿quién eres?”, la media noche no permitía que él mirara su cara, sólo podía saber que era una mujer quien estaba a su lado.

Rut responde ante esta pregunta de una manera muy sabia, primero le muestra cómo ella está dispuesta a servirle, diciéndole “soy Rut, tu sirvienta”, y cuando le dice “extiende pues, tu manto sobre tu sierva”, es la misma idea de la oración que hizo Booz dirigiéndose a ella en 2:12 “Que el Señor recompense tu obra y que tu remuneración sea completa de parte del Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte”. Rut le estaba pidiendo a Booz que la protegiera, que fuera Booz el que cuidara de ella.
La declaración de Booz hacia Ruth
“Entonces él dijo: Bendita seas del Señor, hija mía. Has hecho tu última bondad mejor que la primera, al no ir en pos de los jóvenes, ya sean pobres o ricos. Ahora hija mía, no temas. Haré por ti todo lo que me pidas, pues todo mi pueblo en la ciudad sabe que eres una mujer virtuosa”. 

Booz le responde con tanta ternura, amabilidad, gentileza y amor a esta petición, de ninguna manera se exalta a sí mismo o se molesta por ser interrumpido en su sueño, sino que con ternura responde exaltándole cuando le dice que su última bondad ha sido mejor que la primera.

El primer acto de bondad está en Rut 2:11-12 que dice: “Y Booz le respondió, y dijo: Todo lo que has hecho por tu suegra después de la muerte de tu esposo me ha sido informado en detalle, y cómo dejaste a tu padre, a tu madre y tu tierra natal, y viniste a un pueblo que antes no conocías. Que el Señor recompense tu obra y que tu remuneración sea completa de parte del Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte”.

Esta era la primera bondad, Rut decidió acompañar a su suegra dejando a su padre, madre y tierra, pero ahora ésta segunda bondad era mayor pues Rut estaba completamente comprometida con Nohemí, sin ninguna obligación de quedarse con ella.

Basándonos en este carácter de Rut, Booz responde que no tema, que él hará lo que ella le pide, y hace una gran declaración en la que quisiera detenerme más tiempo, él declara que Rut era una mujer virtuosa, y no sólo porque él lo dijera, sino que era conocido. Una mujer virtuosa es una mujer que tiene una gran valía, una gran riqueza.
Pr. 31:10 “Mujer hacendosa, ¿quién la hallará? Su valor supera en mucho al de las joyas”. Porque Rut era una mujer virtuosa, podemos hacer un paralelo con Proverbios 31 y ver cómo ella cumplía ciertas características de la mujer que se describe en Proverbios.

Rut una mujer trabajadora y diligente

Hemos visto en los capítulos anteriores, cómo Rut trabajó en los campos de Booz, Rut 2:7 “Y ella dijo: “Te ruego que me dejes espigar y recoger tras los segadores entre las gavillas. Y vino y ha permanecido desde la mañana hasta ahora; sólo se ha sentado en la casa por un momento”.

En Proverbios 31:13 -15 dice: Busca lana y lino, y con agrado trabaja con sus manos. Es como las naves de mercader, trae su alimento de lejos. También se levanta cuando aún es de noche, y da alimento a los de su casa, y tarea a sus doncellas”.

Rut una mujer que hablaba con sabiduría

Rut 1:16 “Pero Rut dijo: No insistas que te deje o que deje de seguirte; porque adonde tú vayas, iré yo, y donde tú mores, moraré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios”, y no solo lo vemos aquí, sino cuando respondió a Booz en 2:13 “Entonces ella dijo: Señor mío, he hallado gracia ante tus ojos, porque me has consolado y en verdad has hablado con bondad a tu sierva, aunque yo no soy como una de tus siervas”.

En Prov. 31:26 dice “Abre su boca con sabiduría, y hay enseñanza de bondad en su lengua”.

Rut una mujer leal y confiable

Cuando Booz le dice a ella que todos conocen que es mujer virtuosa, le está diciendo que confía en ella y no solo él sino todo el pueblo, pues es una mujer que ha sido fuertemente leal con su suegra Nohemí, ni siquiera buscó su propio bienestar, sino que fue leal a lo que le prometió a Nohemí de que la acompañaría siempre. Esta característica la podemos ver en Prov. 31:11 “En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias.”

Sigue escuchando el episodio de hoy y permite que nuestro Dios hable a tu corazón.