Ester 5.9-6.4 | No te canses de hacer el bien

Estudio biblico

Ester 5.9-6.4 | No te canses de hacer el bien

 
 
00:00 / 11:07
 
1X
 

Esther 5:9-6:4 

5   9 Salió Amán aquel día alegre y con corazón contento; pero cuando Amán vio a Mardoqueo en la puerta del rey y que éste no se levantaba ni temblaba delante de él, Amán se llenó de furor contra Mardoqueo.10 Amán, sin embargo, se contuvo, fue a su casa, y mandó traer a sus amigos y a su mujer Zeres.11 Entonces Amán les contó la gloria de sus riquezas, la multitud de sus hijos, y todas las ocasiones en que el rey le había engrandecido, y cómo le había exaltado sobre los príncipes y siervos del rey.12 Y Amán añadió: Aun la reina Ester no permitió que nadie, excepto yo, viniera con el rey al banquete que ella había preparado; y también para mañana estoy invitado por ella junto con el rey.13 Sin embargo nada de esto me satisface mientras vea al judío Mardoqueo sentado a la puerta del rey.14 Su mujer Zeres y todos sus amigos le dijeron: Haz que se prepare una horca de cincuenta codos de alto, y por la mañana pide al rey que ahorquen a Mardoqueo en ella; entonces ve gozoso con el rey al banquete. Y el consejo agradó a Amán, e hizo preparar la horca. 

6   Aquella noche el rey no podía dormir  y dio orden que trajeran el libro de las Memorias, las crónicas, y que las leyeran delante del rey.2 Y fue hallado escrito lo que Mardoqueo había informado acerca de Bigtán y Teres, dos de los eunucos del rey, guardianes del umbral, de que ellos habían procurado echar mano al rey Asuero.3 Y el rey preguntó: ¿Qué honor o distinción se le ha dado a Mardoqueo por esto? Respondieron los siervos del rey que le servían: Nada se ha hecho por él.4 Entonces el rey preguntó: ¿Quién está en el atrio? Y Amán acababa de entrar al atrio exterior del palacio del rey, para pedir al rey que hiciera ahorcar a Mardoqueo en la horca que él le había preparado. 

La biblia de las Americas. 

Aman es en esta historia es la representación viviente de la carne, del pecado y en este pasaje vemos fielmente como es de engañosa y fluctuante la satisfacción por las cosas mundanas. Aman estaba feliz y honrado de haber sido invitado a cenar por Ester junto al Rey, pero en un instante su gozo fue nublado por la  prepotencia y el deseo de reconocimiento; al ver que Mardoqueo seguía en su posición erguida delante de el. Aman llega a su casa furioso seguramente, llama a su esposa y amigos y comienza a alardear sobre todas sus riquezas y su posición privilegiada delante del rey, sin embargo confiesa que no podrá estar satisfecho hasta ver muerto a Mardoqueo 

Asi es el pecado, necesita mas y mas y a lo mejor si Mardoqueo hubiese mueto luego iba a venir otro deseo pecaminoso al corazón de Aman que le impidiera ser feliz. Pues el corazón del hombre solo puede ser satisfecho con la presencia de Dios en su vida. 

En esta ocasión Aman es aconsejado por su mujer y sus amigos, quienes le hacen ver que no tiene que esperar a que llegue la fecha fijada en el decreto que fue promulgado para exterminar a los judíos como leimos en el capitulo 3 verso 13, pues ya que el goza del favor y la amistad del Rey solo necesita pedir la cabeza de Mardoqueo y sin duda el rey se la daría. Asi que Aman confía en sus propias habilidades y gracia con el Rey y decide hacer caso a ese consejo. Como muchas veces el mundo nos aconseja que seamos positivos, que confiemos en nosotros, nos adula diciendo frases como “saca el campeón que llevas dentro, y nos hace ver como suficientes para lograr todo lo que queremos que hasta Dios no nos dira que no. Cuando realmente los que hemos confiado en el Señor sabemos que no hay ninguna virtud en nosotros mas que la gracia inexplicable de Dios sobre nuestras vidas, quien actúa por su perfecta y soberana voluntad a favor de sus hijos. 

Como ya se ha mencionada desde el principio de este estudio, el Libro de Ester talves no menciona a Dios en ninguna parte pero Dios esta por todas partes de esta historia y en el capitulo 6 lo vemos claramente. Esta el Rey Asuero con insomnio, no puede dormir, esta inquieto y pensando que hacer pide que le traigan el libro de las crónicas de los reyes. Quien sabe cuanto le leyeron antes de que se encontrara con la memoria que Dios quería que escuchara, pero sin duda fue en el momento perfecto que escucho la lectura sobre el día en que Mardoqueo le salvo de ser asesinado por 2 de sus eunucos cercanos. Si hacemos memoria eso esta registrado en el capitulo 2 versos 21 al 23. Donde dice que eso fue registrado en su presencia, como fue posible que en ese momento no se diera honra y reconocimiento a Mardoqueo? Como fue posible que el rey olvidara este hecho? Solo Dios en su perfecto plan lo permitió. Lo común era que una persona que actuaba a favor del rey fuese honrada en el momento del hecho y lo mas humano habría sido que al rey jamas se olvidara un favor tan grande. Pero a Dios nada lo toma por sorpresa, El sabia que para un momento especial esa buena obra de Mardoqueo seria recordada. 

Galatas 6:9 nos habla de un mandato y una promesa para los cristianos, Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.” A veces sentimos que en un mundo tan perdido donde los corruptos son los que viven mejor  y los violentos son los que sobresalen, de nada sirve hacer bien las cosas. Pero Dios es fiel a su palabra y debemos perseverar en buenas obras porque al final en el tiempo apropiado cosecharemos. A veces los frutos incluso puede que los cosechen nuestros hijos. A mi me ha tocado recibir favor por buenos actos de mis abuelas  o de mis padres. Es muy bonito pensar en que lo bueno que yo puedo hacer a pesar de mi maldad humana, tiene la capacidad de impactar positivamente a mis generaciones. Por tanto no nos cansemos que Dios no se olvida de nosotras. 

Continua siguiéndonos en este estudio precioso donde Dios esta revelandonos muchas verdades cada semana. Dios te bendiga querida amiga.