Ester, la conclusión 

Estudio biblico

Ester, la conclusión 
Mujeres en su Palabra

 
 
00:00 /
 
1X
 

Bienvenidas al Podcast Mujeres en Su Palabra, parte de las Iniciativas Femeninas de Soldados de Jesucristo.  Hoy queremos concluir con el estudio del libro de Ester. Les saluda Vilma de Méndez junto a Cathy Scheraldi de Núñez, desde la Republica Dominicana. ¿Cómo estas Cathy? 

Contenta, pero al mismo tiempo triste que terminamos con este gran libro, en lo que hemos caminado por 4 meses. Qué bendición ha sido aprender no solamente de la Palabra de Dios sino también de la sabiduría que el Señor ha dado a todas estas mujeres que estuvieron dispuestas a estudiar y luego compartir con nosotras. Todas hemos salido bendecidas con sus esfuerzos, y siento que el Señor ha sido glorificado en cada programa.  

Como hemos visto a lo largo del estudio, el tema de Ester es la providencia y el cuidado de Dios para los suyos y la soberanía en la ejecución de Sus propósitos. Y como Jesucristo no cambia (Heb. 13:8), ¡Él hará lo mismo con nosotras! Creo que el versículo más conocido a todos en el libro, es 4:14 cuando Mardoqueo dice a Ester “¿Y quién sabe si para una ocasión como ésta tú habrás llegado a ser reina?” Cathy ¿qué tú crees sobre este versículo? ¿cómo podemos aplicarlo a nosotras? 

¡Excelente pregunta Vilma! y creo que no solamente podemos, sino que debemos aplicarlo. Como tú dijiste, si Jesucristo no cambia, entonces Él está obrando igual y es mandatorio que cada una de nosotras busquemos donde Él está obrando y alinearnos con Su obra. El mundo forma ideas y luego desarrolla un plan para realizarlo, pero esto no es como los cristianos viven sino vamos donde Dios, buscamos donde Él está obrando, y luego buscamos Su voluntad para ver cuál es nuestro deber en esta obra y entonces hacerlo.   

Como hemos dicho antes, esta historia es algo que realmente ocurrió, fue dirigido por Dios y entonces hay principios que podemos aprender de lo que ocurrió. Este libro es como una novela moderna donde la joven pobre se casa con un príncipe.  Sin embargo, tiene sus diferencias. Usualmente las telenovelas o películas modernas, ocurren en una familia y vemos las relaciones familiares, los conflictos morales y emocionales usualmente con dramas sexuales donde una jovencita, usualmente de pocos recursos, está enamorada por el hombre de la familia quien está casado con otra rica y muchas veces de carácter o mala.  Y la “buena” gana, pero en forma pecaminosa. 

La historia de Ester nos demuestra cómo Dios utiliza a aquellas que caminan con Él y siguen sus mandamientos, y también lo que pasa a aquellos que no viven según Sus principios. Por ejemplo, vemos un contraste entre Vasti y Ester. Vasti tuvo todo lo que el mundo tiene para ofrecernos, belleza, riqueza, fama, admiración, y estatus; mientras que Ester no tenía nada de las ventajas que el mundo ofrece, ella era extranjera, huérfana, viviendo en Persia porque su familia fue traída como esclava, y era pobre.  

Sin embargo, Vasti fue deposada por actuar como el mundo prescribe mientras que Ester tenía a Dios y sale como héroe. Mardoqueo era un líder, el Señor le puso a liderear, Dios le dio grandeza, pero sobre todo era estimado. Ojalá nuestro carácter respalde nuestra profesión de fe, nuestro testimonio y nuestras obras adornen la doctrina.  

Es un libro excelente para todas nosotras porque describe la historia de creyentes viviendo en una cultura pagana y enemiga, como cada una de nosotras estamos viviendo, e inspira confianza en un Dios poderoso y sabio que controla los acontecimientos, no importa si son de los santos o los impíos.  

Como hemos dicho, nunca se menciona a Dios en el libro entero, sin embargo, Su orquestación está en cada página. Tenemos que buscarlo, como igual ocurre en nuestra vida diaria, debemos encontrarlo y al hacerlo, se nota Su omnipresencia, Su omnisciencia y Su poder para llevar a cabo lo que Él quiere a pesar de un pueblo débil en la fe y con enemigos fuertes.   

Los caminos de Dios no son como los nuestros (Is. 55:8-9) y entonces, si tenemos paciencia y evaluamos nuestra vida por encima del sol veremos que “El justo es librado de tribulación, y el impío toma su lugar” (Prov. 11:8). 

Este libro nos recuerde que los caminos y pensamientos de Dios no son nuestros, como nos recuerda Is. 55:8-9. La vida en un mundo caído es difícil, por ejemplo, Dios permitió que personas malvadas actuaran contra Su pueblo, pero… Él está obrando en las circunstancias, aunque no lo entendamos. Él permitió que el pecado de Asuero durante una borrachera, el orgullo y la ira produjera un estado donde él no protegió a su esposa, se divorció de Vasti y al final la nueva esposa honró a Dios y salvó a Su pueblo. 

Dios también permitió que una de Sus hijas fuera traída a un harén pagano y luego se casara con un hombre pagano. Ninguna de estas cosas parece que viene de Dios, no obstante, vemos Su soberanía y protección en medio de todo esto pecado. 

Dios también permitió que Mardoqueo no recibiera el reconocimiento que merecía, la costumbre normal de los pérsicos y según Dr. Warren Wiersbe era algo muy raro que ocurriría. Y Vilma, dime si esto no es Dios, la noche antes de la cena con Ester donde ella revelara lo que estaba ocurriendo el rey tuvo insomnio y sus siervos le trajeron justamente el libro que relata lo que Mardoqueo hizo. Tantas coincidencias ¿verdad? 

¿Coincidencias? No, esas son “Diosidencias”. 

 Continúa escuchando el episodio de hoy, te agradecemos por estar semana a semana con nosotras estudiando la Palabra de Dios.  

Dios te bendiga.