Probablemente ya has visto que una vez más en Facebook está “de moda” copiar y pegar un escrito que hace referencia al supuesto futuro cobro por membrecía privada en la red. Quizá, tú mismo ya copiaste y publicaste este texto en tu muro:

Mejor prevenir que lamentar. Canal 11 noticias sólo estaba hablando acerca de este cambio en la política de privacidad de Facebook.

Siendo el 29 de septiembre a las 10:32 a.m. hora estándar del este, no doy Facebook o las entidades asociadas a Facebook permiso para usar mis imágenes, información o publicaciones, tanto del pasado y el futuro. Por esta declaración, doy aviso a Facebook que está estrictamente prohibido divulgar, copiar, distribuir o tomar cualquier otra acción contra mí en base a este perfil y / o su contenido. El contenido de este perfil es información privada y confidencial. La violación de privacidad puede ser castigada por la ley (UCC 1-308-1 1 308-103 y el estatuto de Roma).

Nota: Facebook es ahora una entidad pública. Todos los miembros deben publicar una nota como esta. Si lo prefiere, puede copiar y pegar esta versión. Si no publica una declaración por lo menos una vez, será tácticamente permitiendo el uso de sus fotos, así como la información contenida en las actualizaciones de estado de perfil. No comparto. Tienes que copiar y pegar.

¡Ahora ya es oficial! Se ha publicado en los medios de comunicación. Facebook acaba de publicar la entrada precio: £ 5.99 para mantener la suscripción de tu estado de ser “Private”. Si te pega este mensaje en tu página, será ofrecido libre (dije pegar no compartir) si no mañana, todas tus publicaciones pueden convertirse en público. Incluso los mensajes que se han eliminado o las fotos no permitido. Después de todo, no cuesta nada por una simple copia y pega.

No es la primera vez que esto sucede y se pone de moda en la web, aunque ya es sabido que no es cierto que Facebook cobrará por tener membrecía. La mejor fuente para corroborarlo es su mismo website que dice: “Bienvenido a Facebook. Registrarte es gratis y siempre lo será”.

Observando lo rápido y sencillo que es para los usuarios “copiar y pegar” información sin siquiera darse el tiempo de confirmarla, esta mañana pensé: Esto es lo mismo que sucede en la iglesia contemporánea: “copiamos y pegamos” frases, métodos, doctrinas y enseñanzas sin siquiera cuestionarlas a la luz de las Escrituras. Somos tristemente una iglesia ignorante que además se siente cómoda con su ignorancia de las Escrituras.

Debido a este “boom”, permíteme compartir contigo 5 consejos que son un paralelo entre el “copiar-pegar” de Facebook con el “copiar-pegar” de las falsas enseñanzas de moda en la iglesia contemporánea.

Consejo 1: Masivo no es sinónimo de Verdadero

“Muchos lo dicen”, “Muchas iglesias enseñan esto”, “En TV y radio cristiana aprendí esto”, “Un cantante cristiano lo dijo”. Estas son frases comunes que sustentan las creencias doctrinales de muchos creyentes en el presente. Por cierto, “una creencia masiva dentro de la iglesia no significa que es verdadera”. Pastores, predicadores y cantantes cristianos han promovido masivas falsas enseñanzas y masivos errores doctrinales que hemos “copiado y pegado” sin siquiera resistir a un análisis serio y profundo a la luz de la Palabra de Dios.

Pastores, líderes y maestros de Escuela Dominical: No importa lo masiva que sea una enseñanza o lo rápido que se propaga, la seguridad de estar en la verdad no proviene de la cantidad de quienes creen algo, sino solo de la Palabra de Dios.

Consejo 2: Peligrosas mentiras maquilladas con la verdad

Esta frase publicada en Facebook contiene “algo” de verdad, por ejemplo: La existencia de un tal canal 13, 7 o 21; fechas, horarios y días acordes a la actualidad de la publicación e inclusive cita con algo de distorsión la declaración de privacidad de Facebook.

Detrás de todo esto, veo que la estrategia que utiliza Satanás es similar desde el mismo huerto del Edén. Cuando él dialogaba con Eva no le lanzó una mentira desenmascarada y abierta en la primera vez, más bien, utilizó “algo” de verdad que maquilló las intenciones malignas que había detrás. (Génesis 3:1-7)

Hermanos(as) las mentiras más peligrosas son las que están bien maquilladas con “algo” de verdad. Las mentiras que contienen una dosis suficiente de verdad que es eficaz y útil para engañar a aquellos que aceptan todo lo que reciben sin darse el tiempo de cuestionar e investigar.  ¿No les parece que esto es similar a la forma en que recibimos, aceptamos y propagamos falsas enseñanzas en la iglesia? Hermanos cristianos, debemos ser profundos conocedores de la verdad para desenmascarar, discernir y denunciar las falsas enseñanzas que pervierten el glorioso evangelio de Cristo hoy en día. Falsedades maquilladas son un gran peligro para la iglesia.

Consejo 3: No hay una nueva “voz oficial”

Sin duda, hubo alguien que intencionalmente estuvo detrás de este escrito en Facebook. Definitivamente hubo una “mente pensante” que quiso tomar el lugar de “voz oficial” para promover este engaño. Luego otros, quizá sin la misma mala intención de engañar (sino sinceramente engañados) han copiado y promovido el contenido y se han hecho promotores del engaño también.

Pues bien, en la falsa enseñanza hay “mentes pensantes” que astucia e intencionalidad están estructurando, escribiendo y promoviendo falsa doctrina, mientras que, por otra parte, los “sinceramente engañados” las repiten y promueven a otros que tienen la misma costumbre de “copiar y pegar” sin analizar bíblicamente las enseñanzas de sus líderes, pastores y músicos.

Siempre habrá hombres que intencionalmente promueven doctrinas falsas y demoniacas deseando tomar el lugar de “voz oficial” de Dios; y existen desde el primer siglo de la historia de la iglesia cristiana.  (2 Pedro 2:1-19; Filipenses 3:17-21; 1 Timoteo 4:1-5) Éstos en realidad son falsos maestros, engañadores e hijos del Diablo. Cuidado con los “iluminados” que se auto-promueven como “la nueva voz oficial” de Dios, cuando en realidad son falsificadores y promueven doctrinas de demonios.

Consejo 4: Dirígete a la fuente confiable

Este “copiar y pegar” tan masivo, se puede detener fácilmente cuando vamos a las fuentes fidedignas. Cuando la fuente fidedigna no ha confirmado esta información, entonces es falsa y debe ser desechada. Tristemente, no en todas, ni en la mayoría de las congregaciones latinas le hemos dado lugar a la Palabra de Dios como única fuente total, inerrante, fidedigna y confiable de la verdad de Dios. (2 Timoteo 3:16-17; Hebreos 4:12; Salmo 119; Salmo 19:7-11) Este es el gran problema de la iglesia contemporánea: no es la falta de metodologías sino la falta de conocimiento de la Palabra de Dios. Hemos permitido que nuevos “iluminados” nos hablen de parte de Dios y se ha relegado a la Escritura a un segundo plano.

Debemos ser como los cristianos de Berea (Lee: Hechos 17:10-15) quienes escudriñando y examinando las Escrituras, cuestionaron las enseñanzas del apóstol Pablo sin aceptarlas simplemente porque sí. Deberíamos ser cristianos sedientos por la verdad y no del tipo de cristianos que creen en todo lo que escuchan solo porque alguien con Biblia en mano lo ha recitado. No mis hermanos, no caigamos más en este error, es tiempo de decir: Basta con la ignorancia de las Escrituras, basta ya. Vamos a la única fuente fidedigna de la verdad de Dios: La Biblia.

Consejo 5: Toma tiempo para Estudiar tu Biblia diariamente

Me fascina como termina el texto del que hago mención en Facebook: “Después de todo, no cuesta nada por un simple copia y pega”. Este es el slogan oficial los que se sienten conformes con la ignorancia. El corazón de la ignorancia doctrinal de muchos creyentes de hoy es esto: “No cuesta nada, solo escucha y acepta, copia y pega”. ¡Qué triste y terrible gratificación con la ignorancia hemos tenido!

Estudiar las Escrituras no es “fácil y rápido”, por el contrario, toma tiempo, sudor y mucha dependencia de Dios y búsqueda de Él. Es tiempo que tomemos como una prioridad en nuestra vida disfrutar, leer, meditar y deleitarnos en la verdad de Dios. (119:97-112; Mateo 4:4; Salmo 1:1-3; Salmo 100:5)

Finalmente, te pido que medites unos minutos conmigo. Si tú eres un creyente de estos “copia y pega”, por favor arrepiéntete delante de Dios por tu indiferencia a las Escrituras. Arrepiéntete por menospreciar la verdad de Dios solo por tu flojera para no tomar tiempo de investigar, estudiar y alimentarte de la Palabra de Dios. Si tus pastores son hombres de Dios que enseñan la sana doctrina ¡Qué gran bendición tienes! Sin embargo, no caigas en el error de creer que esta bendición te exime de tu responsabilidad de estudiar, leer y disfrutar de las Escrituras en la vida diaria y personal, todos los creyentes somos llamados a eso.