¿Ha sido preservada la Biblia hasta este tiempo?

¿Cómo podemos saber que la Biblia que Dios espiró y que los hombres registraron ha sido preservada con precisión para nosotros? ¿Cómo podemos estar seguros de que la Palabra de Dios ha permanecido como la Palabra de Dios desde el momento en que se escribió por primera vez hasta el presente? 

La preservación del Antiguo Testamento 

Si bien los estudios recientes han cuestionado la preservación de los manuscritos originales de la Biblia, la verdad es que la Biblia tiene más pruebas de su integridad que cualquier otro libro antiguo. Los hallazgos arqueológicos recientes confirman la fidelidad de la Biblia que tenemos en nuestro poder. 

 En 1946, un pastor beduino descubrió un puñado de antiguos rollos en las cuevas de Qumran. Una búsqueda más profunda en los próximos dos años condujo al hallazgo de los Rollos del Mar Muerto, el mayor descubrimiento manuscrito de la era moderna. Los arqueólogos encontraron miles de fragmentos bíblicos que se remontan al siglo II a. C., incluido el libro completo de Isaías y fragmentos de todos los libros del Antiguo Testamento, excepto Ester. 

 Antes del descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto, los eruditos bíblicos tenían que confiar en el Texto Masorético del siglo IX dC para traducir los manuscritos hebreos originales a otros idiomas. Los Rollos del Mar Muerto les dieron a los académicos una nueva oportunidad para comparar manuscritos mucho más antiguos con el Texto Masorético. 

 Muchos de los pergaminos demostraron una sorprendente similitud con el texto masorético. En el libro de Isaías, por ejemplo, los Rollos del Mar Muerto formaron exactamente el 95 por ciento de las veces. El 5 por ciento de las diferencias entre los dos textos fue principalmente el resultado de errores obvios de los escribas. 

 ¿Cuál es el significado de esto? Sirve como una de las muchas evidencias de que, a lo largo de muchos siglos, el texto hebreo se conservó. Debido a las similitudes en el manuscrito, podemos estar seguros de que el Antiguo Testamento que tenemos hoy es una copia extremadamente confiable de las Escrituras hebreas originales. 

La preservación del Nuevo Testamento

Mientras que la evidencia manuscrita del Antiguo Testamento es alentadora, la evidencia manuscrita del Nuevo Testamento es insuperable por cualquier otro libro antiguo. Hay más de 5,700 manuscritos griegos que contienen partes o la totalidad del texto del Nuevo Testamento. Compare esto con la Ilíada de Homero, que solo tiene 1,757 manuscritos en existencia, o Beowulf, que proviene de un solo manuscrito. 

La riqueza de la evidencia manuscrita del Nuevo Testamento nos proporciona una representación tremendamente precisa de las copias originales. Si bien hay variantes de escribas en muchos de estos manuscritos, la mayoría de las diferencias son errores insignificantes, como errores ortográficos y cambios en el orden de las palabras. Debido a que tenemos tantos manuscritos, los eruditos bíblicos pueden determinar la redacción del texto original en la gran mayoría de los casos. 

De Dios para ti

Si bien han pasado miles de años desde que Dios inspiró las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, siguen siendo hoy la Palabra de Dios perfecta y viva. Aunque las Escrituras han pasado por innumerables escribas y muchas formas —desde el papiro al papel, hasta el teléfono—, puede estar seguro de que la Palabra que lees hoy es la misma Palabra que Dios inspiró y que fue escrita por los profetas y los apóstoles.