Un llamado urgente a ir y hacer discípulos

Un llamado urgente a ir y hacer discípulos

De acuerdo a un estudio de Barna.com publicado en Marzo 27 de 2018, se reportó que el 51% de los cristianos que asisten a la iglesia no conocen lo que es la gran comisión. Solo el 17% declararon ser consientes de lo que es la gran comisión según Mateo 28, Id, y haced discípulos…

Ahora: ¿Por qué nos debe preocupar esta información y qué tiene que ver con nuestra vida cristiana? Aun más; ¿Cómo nos llama Dios a responder a esta imperante realidad? Mi meta es contestar estas preguntas y proveerte una opción que pueda servirte en tu crecimiento en relación con la gran comisión.

Primero: ¿Por qué nos debe de preocupar que un 51% de cristianos no saben lo que es la gran comisión?

La pregunta es sencilla, pero su respuesta conlleva implicaciones severas.

Cristo dijo en Mateo 28:18-20: “Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”

Para algunos este pasaje de las escrituras es causa de gozo, pero a otros, aunque saben que está en la Biblia, no tienen la menor idea de que es, o de qué se trata. Todo cristiano le debe preocupar de que hoy en día existen hombres, mujeres, jóvenes, ancianos y tal vez niños que proclaman ser salvos por la predicación del evangelio. Sin embargo, no han sido expuestos a la razón primordial por la cual Dios les salvó. No saben que fueron salvos para que otros vengan al conocimiento de Cristo y sean discipulados para la obra evangelística.

Esto nos debe preocupar como cristianos y, por lo tanto, llevarnos a realizar una evaluación interna de nuestras vidas y motivaciones. Deberías preguntarte: ¿he sido fiel al llamado de Cristo de ir y predicar el evangelio a tus familiares, amistades, compañeros de trabajo y vecinos? ¿Estás activamente enseñando a otros cristianos cómo obedecer los mandatos de Cristo? Si las respuestas a estas preguntas no son un “sí” vigoroso, deberías arrepentirte de no ser un buen administrador del llamado a la reconciliación entre Dios y los hombres.

Recordemos que Cristo nos llama a hacer discípulos a todas las naciones y esto será imposible si no estamos dispuestos a compartir el evangelio con otros. Confía en Dios y toma hoy la oportunidad de hablar con alguien y comparte lo que Cristo alcanzo en su vida, muerte y resurrección.

¿Recuperó la Reforma la Gran Comisión?

Segundo: ¿Qué tiene que ver este 51% con tu vida cristiana?

Creo que es algo muy serio y severo. No puede ser aceptable que una iglesia de sana doctrina desconozca lo que es la gran comisión. Podríamos culpar a los pastores y los diáconos de una iglesia por esto, pero las escrituras explícitamente han puesto el peso de la gran comisión sobre nuestros hombros. Recordemos que el texto que citamos al principio en Mateo 28 dice: “enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado…”

El lenguaje original sugiere que la palabra “enseñándoles” está en voz activa y presente; o sea, que nosotros como iglesia de Cristo deberíamos estar enseñando día a día la obediencia a la gran comisión. Esto nos lleva a considerar si estas tomando un tiempo intencional no solo para predicar el evangelio, sino para enseñarle a otros cristianos todo lo que Cristo nos ha mandado a realizar como sus discípulos.

Si yo fuera un jugador de baloncesto profesional y quisiera enseñarle a otro joven cómo jugar el deporte con la meta de ser exitoso, tendría que tomar tiempo para llevarle a la cancha y enseñarle técnicas que pueda practicar. Ahora, si nosotros como cristianos no tomamos tiempo para compartir con otros cristianos y enseñarles como compartir el evangelio, o cómo servir con gozo, cómo defender la fe, cómo los maridos deben amar a sus esposas, cómo las esposas deben respetar a sus maridos, y cómo los jóvenes deben de respetar y sujetarse a las autoridades; entonces nuestro tiempo estaría perdido.

Todas estas cosas solamente serán aprendidas cuando compartimos nuestro tiempo. Adopta a una persona en tu iglesia como discípulo y usa tus talentos, dones y sabiduría para servirle con la meta de que crezcan en su santificación como parte del cuerpo de Cristo. Por otros lado propón en tu corazón ayudar a otros no solamente con sus necesidades pero también con el mandato de que deben de obedecer todo lo que Cristo les ha ordenado incluyendo la gran comisión. Seamos buenos guardianes de nuestros hermanos en Cristo.

Tercero: ¿Cómo nos llama Dios a responder a este 51% de personas que no conocen lo que es la gran comisión?

Dios nos llama a:

  1. Ser fieles al llamado de predicar el evangelio con toda persona que Dios ponga ante nosotros, incluyendo a las visitan que lleguen a la iglesia. No debemos olvidar que la fe viene por el oír de la palabra de Dios.
  2. Acerquémonos a los hermanos de nuestra iglesia local y busquemos influenciarlos a una mayor obediencia en Cristo con nuestros talentos y dones en base a lo que las escrituras nos enseñan.
  3. Considera crecer en tu conocimiento de sobre la gran comisión y por qué es tan importante.

Al respecto de este último punto quisiera invitarte a una conferencia muy especial. Este próximo año se dará la Conferencia G3 cubriendo el tema: Un entendimiento bíblico de las misiones. La meta de la Conferencia G3 es de educar, motivar y equipar a la iglesia local con la verdad de la palabra de Dios.

Este año el enfoque será sobre las misiones, ya que gran parte de las iglesias evangélicas parecen no entender el propósito por el cual Dios la estableció en la faz de la tierra. ¿Sabías que para obedecer el llamado misionero no tienes que ir al extranjero? Para obedecer la gran comisión tienes que haber nacido de nuevo y entender que Dios te ha llamado a predicar el evangelio y a hacer discípulos.

La Conferencia G3 tendrá una pre conferencia en español con los pastores Salvador Gómez, David Barceló y Ryan Bush. Estos estarán desarrollando las respuestas a las preguntas siguientes: ¿Qué son las misiones de una perspectiva bíblica? ¿Quién está llamado a hacer la gran comisión? ¿Por qué la necesidad de la gran comisión? ¿Cómo ser un misionero sin viajar nunca al extranjero? ¿Cuál es el papel de la iglesia local en la gran comisión? Esta son simplemente algunas entre muchas otras.

En conclusión, si deseas amar a Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas, con toda tu mente y con toda tu alma, y deseas amar a tu prójimo como a tí mismo entonces debes de crecer en tu entendimiento bíblico de lo que es la gran comisión y cómo es que Dios espera que tomes parte en ella. Aprovecha esta grán oportunidad y acompáñanos este proximo 16-19 de enero del 2019 en la Conferencia G3.

Para más información de esta gran conferencia visita //www.ConferenciaG3.com

Artículo anteriorCómo adorar como tus niños
Artículo siguienteCuando el campo misionero viene a uno
Avatar
Edgar Josue Nazario nacido en San Jose, Costa Rica. Casado con Raquel por mas de 7 años y es padre de Isaias, Timoteo y Esther. Actualmente sirve como Director de Comunicaciones en su Iglesia local, Cornerstone Baptist Church en Oviedo. Está trazando una maestría en divinidades en el Reformed Baptist Seminary con la meta de ser parte del equipo pastoral. En su tiempo libre comparte con la juventud de su iglesia en varios eventos evangelísticos y sociales. Puedes seguirlo en Twitter: @EdgarNazario