Soldados de Jesucristo

Lutero y Cranach: los pioneros de las redes sociales

“Antes de Twitter, Martin Lutero fue un pionero de los medios de comunicación”

Con este titular el New York Times publicó un artículo especial hablando de cómo la Reforma Protestante fue un modelo de éxito en cuanto al manejo de los medios para la transmisión de un mensaje transformador. Y estaban en lo correcto, pues soberanamente Dios permitió que, a través de libros, pinturas, folletos, libelos y canciones, la reforma pusiera en marcha un arsenal mediático que transmitió con poder una teología sólida en medio de un mundo caracterizado por la ignorancia bíblica.

En esta área, Lutero tuvo su mejor aliado llamado Lucas Cranach. Pintor alemán nacido en Kronach, Upper Franconia en 1472. Fue un hombre que comenzó en la fe católica como el resto de sus camaradas, pero que años más tarde fue influenciado por las enseñanzas de Lutero y pasó a ser un férreo defensor y promotor de la Reforma.

La Palabra de Dios predicada con precisión fue el detonante que causó el gran impacto de la reforma. No obstante, sería necio ignorar los medios que Dios providencialmente puso a disposición de estos hombres para la difusión del evangelio verdadero. La imprenta, por ejemplo, fue parte de estos nuevos medios que estaban a disposición de los reformadores. La posibilidad de tener una Biblia propia donde el lector no necesitaba la intermediación de ningún sacerdote en su devoción, era un evento revolucionario para la fe cristiana.

Lutero en múltiples oportunidades usó los talleres de imprenta de Cranach no solo para la reproducción de Biblias, sino también para la multiplicación en serie de tratados teológicos y propaganda con un alto contenido satírico en contra del catolicismo y especialmente del papa.

En muchas de las obras de Cranach, abiertamente se ridiculizó la figura del papa y todo el sistema religioso corrupto de Roma. El arte de Lucas mezclado con la valentía de Lutero y la mente teológica de Melanchton, causaron una explosión mediática nunca antes vista. La imprenta permitió que las ideas se propagaran rápidamente por toda Europa estableciendo un nuevo modelo de comunicación masiva, solamente comparable con lo que sucede actualmente con internet.

“Los folletos de Lutero fueron distribuidos en los mercados y llevados por carro a otras ciudades y leídos en voz alta públicamente a los que no sabían leer.  Algunos aseguran que si Martín Lutero estuviera vivo hoy usaría Twitter”. [1]

Muchos han visto como un acto revolucionario el colgar las 95 Tesis en la puerta de Wittenberg, sin embargo, desde una perspectiva histórica ese era un acto común de comunicación en la época y el choque fuerte se dio por el contenido, más que por la forma. No obstante, la reforma sí utilizó métodos revolucionarios de comunicación para transmitir la verdad. Entre ellos se encuentra el uso de panfletos, estos eran hojas impresas que transmitían instrucciones teológicas, la mayoría de las veces acompañadas por imágenes.

Lutero siempre enfatizó, que la imagen solo podía ser un medio para ilustrar las ideas, y que el arte era tan solo un complemento en la exposición de la doctrina. La imagen nunca podrá ser un substituto de la verdad escrita o predicada. No obstante, teniendo claro que a Dios le ha placido salvar a través de la predicación de su Palabra, no podemos obviar el valor que tienen los medios de comunicación y el arte en nuestro propósito cristiano de llevar el evangelio hasta lo último de la tierra.

En la misma línea de pensamiento se puede analizar el enfoque de las obras de Cranach, y como éstas tienen una repercusión en nuestros días en la manera en que la comunicación cristiana se debe desarrollar.

1. El arte como complemento en la transmisión de la verdad

Lucas Cranach, La ley y el evangelio, 1529

Cualquier acto realizado por un creyente debe estar caracterizado por la verdad. El uso de medios novedosos de comunicación, no es una excusa para manipular la verdad al antojo del consumidor. La verdad es clara en las Escrituras y debe ser transmitida con toda fidelidad por cualquier medio.

Este es el caso de la obra de Lucas Cranach llamada “La ley y el evangelio”, una pintura hecha en 1529, donde la teología del evangelio de salvación solo por gracia sin necesidad de las obras de la ley, fue retratada de manera magistral. Unas de las preguntas más significativas en el contexto de la reforma fueron: ¿Cómo alguien puede llegar al cielo?, ¿acaso las obras de la ley y los ritos religiosos pueden salvar?

Sola gratia, Sola fide y Solus Christus se ve claramente en cada pincelada de Cranach. En esta obra el artista retrató que la esperanza del creyente en su salvación, solo recae en ir en humildad y arrepentimiento hacia Cristo y descansar en su obra de muerte en la cruz y posterior resurrección.

En la parte derecha de la obra, se refleja a Juan el bautista guiando hacia Cristo a un hombre desnudo que representa al hombre común en su búsqueda espiritual. En esta sección de la obra hay vida representada desde las hojas del árbol hasta el cuerpo glorificado de Cristo en el cielo. En el lado izquierdo, está simbolizada la búsqueda de la salvación a través de las obras de la ley, en esta sección se ve representada la caída, la angustia y la muerte que produce el intentar buscar la salvación por medio del propio esfuerzo humano.

Ya bien sea en el arte, la música, el diseño o la comunicación en redes sociales, el mensaje que se transmita por parte del creyente debe ser fiel a las Escrituras.

2. El arte como método de denuncia del error

Lucas Cranach, Passional Christi und Antichristi (1521)

Sea que estemos de acuerdo o no con el tono fuerte de las sátiras luteranas en contra del papa y su sistema corrupto, no se puede negar que los medios masivos de comunicación en nuestros días no solo deben ser usados para la transmisión del evangelio, sino también para la denuncia de falsos maestros y sus herejías destructivas siempre bajo un filtro de un juicio justo y el respeto cristiano.

Este fue el caso de una serie de panfletos diseñados por Cranach llamada “Pasión de Cristo y el anticristo”, en los cuales el ilustrador alemán hizo un contraste entre la humildad y sencillez del Señor Jesucristo y el orgullo, arrogancia y corrupción del papado romano.

En 14 cuadros comparativos, Cranach puso en las mentes de los europeos lo que siempre estuvo frente a sus ojos, pero no habían visto. Mientras Jesús lavó los pies de sus discípulos el papa ponía en servidumbre a sus súbditos; mientras Jesucristo reprendía a los ladrones en el templo, el papa hacia mercadería con la fe; mientras Jesús andaba humilde en un pollino, el papa recorría Europa en ostentosos carruajes. [2]

3. El arte como medio para traer gloria a Dios

“Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Cor 10:31). El creyente no tiene otra opción más que tomar su vida y vivirla para la gloria de Dios. En nuestros días, con un resurgir de las doctrinas de la Reforma, el creyente está llamado a vivir de manera que refleje la soberanía de Dios en todos los aspectos de su vida. Cada acto por pequeño que parezca debe ser enfocado en traer más gloria al Rey del universo.

Que bendición enorme sería ver una nueva generación de artistas, diseñadores, músicos y comunicadores que están comprometidos con una interpretación sana de las Escrituras, y que usan los talentos con que Dios los ha dotado para difundir la verdad del evangelio en un mundo que se pierde sin Cristo.

[1] Artículo en el New York Times https://www.nytimes.com/2016/10/30/arts/design/long-before-twitter-martin-luther-was-a-media-pioneer.html?_r=0
[2] La serie completa de panfletos se puede ver aquí: //www.pitts.emory.edu/dia/1521LuthWWBook/PC1.cfm

Santiago Armel Vásquez

Santiago Armel (M.Div.) Colombiano, hijo de Dios y profesional en comunicación. Vive en Los Ángeles, California con su esposa Juliana y su hijo Santiago. Actualmente realiza un Th.M. en The Master's Seminary y trabaja en la organización de la Conferencia Expositores. Sirve como maestro en Estudios Bíblicos en Grace Community Church. Puedes seguirlo en Twitter.

Santiago Armel Vásquez

Santiago Armel (M.Div.) Colombiano, hijo de Dios y profesional en comunicación. Vive en Los Ángeles, California con su esposa Juliana y su hijo Santiago. Actualmente realiza un Th.M. en The Master's Seminary y trabaja en la organización de la Conferencia Expositores. Sirve como maestro en Estudios Bíblicos en Grace Community Church. Puedes seguirlo en Twitter.

Suscríbete a nuestro Boletín

Suscribete y no te pierdas nada

Suscribete y no te pierdas nada

Recibe diariamente nuestro contenido en tu correo electrónico. ¡No enviamos spam!

Te has suscrito. Pronto tendrás noticias de nosotros.