Recomendaciones (3 de mayo)

Bienvenido el mes de mayo y con él nuestras primeras recomendaciones del mes.

-> El aborto: la decepción más grande del siglo – Me gusta cuando los médicos hablan acerca del aborto, peor sobre todo cuando lo hacen para mostrar la gran mentira detrás. En esta ocasión, la hermana Cathy Scheraldi nos habla acerca de como este engaño s esa propagado por el mundo, peor al mismo tiempo como el tiempo y la verdad van saliendo a la luz.

-> Si Dios es bueno ¿Por qué existe el mal? ELT – Esta es una pregunta que mi hijo de siete años me hace con mucha frecuencia. Es una pregunta muy frecuente y la Biblia es honesta acerca de este asunto y cómo entenderlo correctamente. Excelente este programa, el quinto de la temporada.

-> Lo que tu conducta sexual dice acerca del evangelio – El programa Aviva N nuestros Corazones está desarrollando una serie titulada “Chicas sabias en un mundo salvaje” y aquí, en una entrevista con Mary Kassian habla acerca de cómo ver el sexo desde una perspectiva del evangelio en lugar de una influenciada por el mundo. Incluso de cómo una mujer soltera puede desde el Evangelio glorificar a Dios con respecto al sexo.

-> ¿Quiene son los PRESBITERIANOS? ¿Cómo surgieron? (BITE) – Esta vez los hermanos de BITE nos dan un poco de historia a la que nos tienen acostumbrados, para hablar acerca de los presbiterianos, de cuales fueron sus orígenes y qué es lo que los identifica y sobre todo la influencia que han tenido a lo largo de la historia.

-> La Biblia y el dinero – La Biblia habla más de 2,200 veces del dinero y de posesiones, y nos deja ver que la raíz de todos los males es el amor al dinero.

¿Pudiéramos decir que a Dios le importa nuestra relación con el dinero y los bienes materiales? En este episodio estaremos viendo la perspectiva bíblica sobre este tema y cuál debería ser nuestra respuesta como creyentes.

Finalmente, nuestro hermano Josué Barrios, nos recuerda tres cosas por las cuales debemos seguir orando al respecto de la cada vez más aguda situación en Venezuela.

  • Por el país, que el Señor tenga misericordia de la nación.
  • Por los gobernantes y líderes involucrados en estos eventos (1 Ti. 2:1-2).
  • Y por los creyentes en toda Venezuela, que puedan ser sal y luz en el país.

Nos leemos la otra semana. Saludos.