La lectura de un libro es un arte. Además, es una fuente de conocimiento que permite el crecimiento personal y social. Por tal motivo, toda persona debe tener el hábito de leer, de leer bien.

Pues bien, la Biblia es el mejor libro que la humanidad ha presenciado, su lectura provee el mayor beneficio que puede recibir un individuo y la sociedad. Pero las bendiciones que el conocimiento de la Palabra provee tienen su máxima expresión cuando esta se lee bien.

La mala aproximación hacia la revelación del Señor, es una de las razones por las que en este tiempo estamos llenos de inventos teológicos y doctrinales, que llevan a cristianos al sufrimiento, porque no son capaces de cumplir los lineamientos que sus maestros bíblicos erróneamente les han enseñado.

Es cierto que nadie es responsable por la mala enseñanza que otra persona da, pero también es cierto que todo creyente tiene un llamado de Dios para leer la Biblia, para constatar como aquellos de Berea, la veracidad o falsedad de la predicación que reciben.

Por ello, cada creyente debe armarse con lo necesario para poder leer y estudiar su Biblia de la mejor forma posible. Es necesario dejar de ser solamente alguien que escucha las olas del mar a lo lejos. Debemos convertirnos en navegantes de la Palabra de Dios.

La pregunta del millón

De este modo, cuando se decide dar ese importante paso de conocer mejor la Biblia, el creyente debe responder la pregunta del millón: ¿Por dónde comenzar? ¿Qué debo saber para comprender la Biblia?

Muchos suelen decir que leer la Biblia es difícil, y sin duda, cuando no se tienen las herramientas o el fundamento correcto, es complicada su lectura. Pero el Señor, en Su providencia, sabiendo desde la eternidad que al pasar los años habría cambios en el conocimiento de idiomas, comprensión de contextos culturales y de otro tipo, estipuló que siempre Su Iglesia tuviera las herramientas necesarias para el acercamiento a Su Palabra.

Aquí es donde el libro Cómo leer tu Biblia nos ayuda para conocer de una manera fácil y básica lo necesario para el estudio correcto de la Palabra de Dios. Este recurso tiene como objetivo primordial enseñar cómo debe comprenderse cada uno de los libros de la Biblia en su contexto histórico y de acuerdo a su género literario.

Sobre el libro

Los escritores dan una explicación de los géneros literarios de los libros que componen la Biblia, además de una guía general para comprenderlos, de modo que al leerlos se pueda navegar en ellos con el viento a favor y la vista en el faro que indica la costa.

Se inicia y finaliza el libro con lineamientos generales para una comprensión de la Biblia. Luego, se tiene la explicación de cómo entender los libros según su género literario: ley, narrativa, poético, profético, Evangelios y epístolas. Además, se presentan capítulos específicos para mostrar más detalle de algunos libros o secciones de ellos: Apocalipsis, Daniel, Salmos, las parábolas de Jesús, etc.

Cada capítulo inicia con una introducción al género del libro o libros a analizar, luego se presentan las reglas a considerar para comprender la lectura y, finalmente, se hace una aplicación de ejemplo. Para cerrar el capítulo, se presenta una breve conclusión sobre la importancia de lo aprendido. En general, es un esquema que facilita la comprensión para el lector, para posteriormente aplicarlo en su estudio personal.

El libro cuenta con la colaboración de hombres preparados académicamente y/o con varios años de experiencia en el ministerio pastoral. Cada escritor hace la buena labor que el espacio y propósito del libro le permite.

Al ser una contribución de varias personas, el estilo de escritura es variado y algunos puntos de interpretación están presentes en más de un capítulo, pero nada de esto afecta la compresión y el valor de la obra.

¿Para quién es este libro?

Aquellos que no han tenido instrucción sobre cómo leer e interpretar la Biblia o que han recibido poca enseñanza sobre esta tarea, serán los mayores beneficiados con este libro. Este recurso les permitirá dar los primeros pasos para entender cada libro de la Biblia en su contexto histórico y según su género literario.

De igual modo, si alguien ya ha tenido alguna enseñanza sobre los temas tratados en este libro, seguramente podrá hacer memoria de conceptos que pueden haberse escondido en sus estudios, y es probable que conozcan algún nuevo elemento para tener un mejor entendimiento bíblico.

 

Cristo es el centro

Lo mejor del libro es, sin lugar a dudas, que muestra a Cristo en el centro de la Escritura, como el fin supremo de la revelación especial desde Genesis hasta Apocalipsis. Cómo leer tu Biblia muestra la armonía Cristo-céntrica y Cristo-télica que la Biblia contiene, y recuerda del peligro de alegorizar cualquier segmento de las Escrituras.

Lo anterior se muestra en uno de sus párrafos: “Todo el Antiguo Testamento apunta como una flecha hacia Jesús, y el Nuevo Testamento revela al Cristo en los Evangelios, muestra Su misión en los Hechos, explica las implicaciones de seguirlo en las epístolas, y proclama su triunfo en Apocalipsis. ¡Todo se trata de Jesús!” (p. 135).

Conclusión

Este es un libro recomendado para toda biblioteca, será una guía rápida a consultar para el experimentado, y un buen primer maestro para aquellos que han decidido iniciarse en la buena y loable labor de comprender mejor la Palabra revelada del Señor.

Como lo indica el libro en su parte final: “Las Escrituras cobrarán nueva vida delante de nuestros ojos cuando comencemos a leerlas de la manera que Dios quiere que las leamos” (p. 147).

 

Puedes adquirir el libro en el sitio web de Editorial Compra el libro Cómo leer tu Biblia | Giancarlo Montemayor y Emanuel Elizondo