Es probable que la gran mayoría de los creyentes estemos familiarizados con el término devocional y, de hecho, sea una práctica diaria. Una lectura bíblica que nos lleva a entender un poco más acerca de la vida contemporánea y que nos guía a orar por áreas específicas.

Sin embargo, debemos estar conscientes de que no todos sabemos cómo realizar un devocional diario, no sabemos cómo plasmar en palabras lo que hemos aprendido en nuestra lectura bíblica y por ello, el que existan devocionales de otros hermanos en la fe a nuestro alcance, es una bendición.

Un devocional es un complemento maravilloso para nuestros tiempos de quietud orando y leyendo la Palabra de Dios. Podemos encontrar devocionales anuales, los cuales son muy buenos y los encontramos también mensuales, pero, ¿sabes qué me parece maravilloso? Que existan devocionales temáticos para las necesidades que tengamos en determinados tiempos de nuestro caminar cristiano.

En esta ocasión quiero hablarte de “Duda. Confiando en las promesas de Dios”. Un devocional para 31 días que fue escrito por la conferencista y consejera bíblica Elyse Fitzpatrick.

Duda, es un recurso fabuloso para todo creyente porque, en algún momento de nuestro caminar cristiano, como dice la introducción, “Todos luchamos con la duda porque por fe andamos, no por vista (2Cor. 5:7)”.

Es común que tengamos preguntas tales como: ¿Por qué me cuesta creer esta promesa de parte de Dios? ¿Será que estoy haciendo bien las cosas? ¿Y si no es verdad todo esto que se dice? Dudas y más dudas que pueden desviar nuestra vista de Dios para centrarnos en nuestras emociones y sentimientos.

La autora conoce acerca del tema, desarrolla cada devocional de manera que lo puede entender un nuevo creyente en la fe como también, alguien que tiene muchos años en el evangelio y desea recordar a su alma de manera sencilla, evidencias del por qué es razonable creer en Jesús, en Su Palabra y en Sus promesas.

Este devocional, Elyse Fitzpatrick lo divide en seis temas, uno por semana. Estos son:

  1. Escépticos de la Biblia. En esta parte, la autora os muestra con verdades bíblicas que todos luchamos con la duda.
  2. Pruebas para tu fe. Aquí encontrarás las razones por las cuales solemos dudar porque no andamos por vista, sino por fe.
  3. Pecadores que creen. Todos dudamos desde antes de ser conocidos por Cristo. Es hasta que dejamos de dudar que comenzamos a creer, por fe solamente, y es cuando las dudas comienzan a desaparecer.
  4. La confianza de la fe. Nos olvidamos de confiar en las promesas de Dios; esto surge cuando pasamos adversidades. Esta sección nos muestra el amor de Dios, su cuidado, misericordia y que la fe en Jesús nos hace hijos de Dios.
  5. Soportar las pruebas y el sufrimiento. En esta sección, la autora nos muestra cómo dudamos de Dios y sus promesas cuando estamos experimentando pruebas y sufrimiento. Es fácil desviar nuestra mirada de Él en esos tiempos, por ello es que necesitamos recordar quién es Dios y el propósito de las pruebas.
  6. Sé valiente. La última parte, aunque es muy breve, nos recuerda el gran amor de Dios por sus hijos y de cómo a pesar de las dudas, los problemas, las pruebas de nuestra fe, nada de eso nos aleja de su amor.

“Ningún ser sobrenatural, ningún demonio ni poder demoniaco, nada en este mundo actual o en el venidero, nada en lo alto ni en lo profundo, de hecho, nada en toda la creación, puede separarte del amor perdonador, dedicado, fiel, sustentador y bondadoso de Dios. Ni aun la debilidad de tu fe, la inconstancia de tu amor ni el fracaso en vivir una vida cristiana totalmente victoriosa pueden apartarte de su devoción hacia ti” (p. 70).

Cada devocional está centrado en Cristo, aunque nos narra la historia de diferentes personajes bíblicos que, en algún momento de su vida, dudaron, todo el devocional apunta a Cristo, no a ellos y sus hazañas, sino a Cristo.

Duda, un devocional centrado en la Palabra, donde la autora interactúa con el lector haciendo preguntas para auto examinarse, meditar y hasta cierto punto, confronta, pero sin condenación. Este devocional nos lleva cada día a la adoración a Dios, porque entre más le conocemos, más le adoraremos.

Duda, un devocional que debe estar en nuestra mesa de luz para acompañar nuestra lectura bíblica. Un libro que recomiendo sea leído por los que tienen dudas y saben que las tienen, y también por aquellos que están seguros de no tener dudas de nada. Créeme, este pequeño libro traerá paz a tu corazón, confianza y te llevará a la adoración porque conocerás un poco más del carácter de Dios al ser un libro lleno de Su Palabra.

Sea Dios llenándote de gozo al conocerlo más y llevarte a confiar y creer con toda seguridad que eres hijo de Dios y que has nacido para cumplir Sus planes y propósitos.

Artículo anteriorMenos afán, más a los pies de Cristo
Artículo siguiente7 cosas que tu iglesia necesita de ti
Avatar
Hija de Dios por gracia. Ama compartir con otras mujeres la Palabra de Dios para que juntas aprendan a saborear y atesorar la belleza del Evangelio en el diario vivir. Es directora de las Iniciativas Femeninas en Soldados de Jesucristo desde donde escribe, edita y contacta autoras para participar en el ministerio. Crea y comparte recursos bíblicos para la mujer a través de su blog y las diferentes redes sociales. Esposa de Jorge Carlos desde el 2005 y madre de Daniel, Santiago y Matías. Es escritora del libro “Hogar bajo su gracia” de Editorial LifeWay. Puedes encontrarla en Twitter y en su página de Facebook.