Una oración pastoral

De vez en cuando me gusta compartir un ejemplo de una oración pastoral de Grace Fellowship Church. Hago esto porque existen pocos ejemplos de oraciones pastorales en las redes y pensé que estos servirían para inspirar temas, pasajes, o ideas mientras que otros pastores y ancianos se preparan para liderar a sus iglesias en oración. Aquí uno que uno de nuestros ancianos, Dwight Miller, oró ante nuestra iglesia no hace mucho.

¿O gran Dios, quién es como tú?

Podemos buscar en los cielos y la tierra, y no encontrar a nadie como Tú, porque Tú eres único en tu santidad pura, inalterada, y sin mezcla. Y somos pecadores. Sin embargo, echaste a un lado tu gloria eterna para unirte a nosotros—para unirte con embusteros y asesinos y adúlteros, incluso cuando estábamos fuera de ti.

Oh Padre, Tú mandaste a Jesús al mundo a salvar pecadores, y en verdad éramos pecadores. Mandaste a Tu Hijo Jesús, y luego mandaste a Tu precioso Espíritu Santo para dirigir nuestros caminos y lograr la misma santidad que Tú posees dentro de ti. ¡Oh, que fuéramos santificados!

Tú conoces cuán fácilmente somos tentados, Tú conoces con qué rapidez somos atraídos por nuestros propios deseos. Pero en esta mañana oramos para que Tú nos des el deseo de mantenernos firmes e inconmovibles en las tribulaciones y que con gran gozo podamos permanecer firmes en la fe que nos ha sido entregada. Y luego permite que esta firmeza nos lleve a la perfección.

Oro para que, mientras perseveramos, nos ayudes a considerar a Jesús, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la muerte y el peso eterno del pecado. ¡Alabamos su Santo Nombre!

¿Y por qué deberíamos ser los beneficiarios de tu misericordia en esta mañana? ¿Salvarás a muchas almas en Toronto esta mañana, traerás vida donde hay muerte, traerás esperanza donde hay temor, traerás libertad donde hay esclavitud, traerás el dulce aroma de vida donde está el asqueroso hedor de la muerte?

Oh Dios, uno sembrará y el otro regará, pero Tú das el crecimiento. ¿No considerarías la plantación y el riego que hemos hecho en Royal York Baptist Church, y luego, de acuerdo con Tu gran gracia, dar crecimiento? Da Gracia a Pedro y a los cristianos que has llamado a esa obra.

Como está escrito en los Salmos, ¿y ahora por qué esperamos? Oh Dios nuestra esperanza está en Ti. ¿Abrirás nuestros ojos, nuestros corazones, y nuestras mentes para que Tu Palabra nos llene? Da Gracia al predicador mientras viene. Permite que él sea pequeño y de poca importancia y ayúdanos a ver a Jesús aún mientras estamos siendo hechos a su imagen. Amén